Rastrear numero de celular y saber si su hijo recibe sms de tipo sexting

TSpost7-10

Si usted sospecha que su hijo puede estar haciendo sexting – intercambiando mensajes de tipo sexual que pueden o no incluir imágenes o videos – no se preocupe, definitivamente usted no es el único. Según la revista Time, existe una gran probabilidad de que la mayoría de los adolescentes participen en esta práctica, incluso antes de llegar a cumplir los 18.

TSpost7-11

Sí, su hijo, también – La negación por parte de los padres y la proliferación de hacer Sexting

Es probable que los padres culpen al fenómeno sexting de ser un resultado de la presión de grupo, de la tendencia natural que tienen los adolescentes a ser promiscuos o al hecho de que los adolescentes no tienen la suficiente apreciación para medir consecuencias y entender la permanencia que representa el Internet – lo cual, cabe mencionar, es cierto.

Pero rara vez, los padres asumen que ello aplique a sus propios hijos.

El Washington Post cita a la revista Journal of Pediatrics al declarar que el sexting es la nueva normalidad, incluso para los adolescentes que son perfectamente sanos y bien adaptados, quienes no son niños que se pudieran calificar como “en riesgo” o que no exhiben ningún comportamiento antisocial, ni de cualquier otro modo peligroso.

Sin embargo, los resultados de tener ideas como “mi niño no hace esto” conlleva a tener una desconexión en la que la mayoría de los padres asumen y creen que su adolescente no entra en prácticas de sexting, cuando la mayoría de los adolescentes admiten libremente que lo hacen y además, que lo tienen en sus teléfonos.

TSpost7-12

Las Aplicaciones De Mensajería Y De Medios De Comunicación Social Hacen Que El Sexting Sea Algo Muy Fácil

Otro obstáculo con el cuál los padres se tienen que enfrentar es la gran brecha en términos de tecnología. Con mucha frecuencia, los adolescentes se involucran en prácticas de sexting pero no directamente con las funciones de servicio de mensajería preestablecidas de su teléfono, sino a través de otras aplicaciones en las que ellos creen, les dará privacidad, anonimato o distancia de las miradas indiscretas de sus padres, quienes pueden estar monitoreando sus teléfonos.

Este tipo de aplicaciones generalmente se dividen en dos categorías: Aplicaciones anónimas, las cuales facilitan que se oculte la identidad del usuario; y aplicaciones temporales, que son aquellas que ponen límites de tiempo en la vida de un mensaje. El problema con las aplicaciones anónimas es que dicho anonimato es difícil de alcanzar cuando se trata de mensajes que se intercambian en línea – especialmente cuando se trata de imágenes o de vídeos. El problema con las aplicaciones temporales es que, incluso si un mensaje o foto se auto-borra después de un período de tiempo determinado, el destinatario simplemente podría fotografiar la pantalla de su teléfono con un dispositivo diferente antes de que desaparezca dicho mensaje y guardar la imagen y/o video que se envió.

En lo que respecta a medios de comunicación social, los adolescentes ya han abandonado en gran parte su interacción con Facebook. Pero plataformas como Twitter y la aplicación de imágenes conocida como Instagram siguen siendo paraísos para el sexting – o al menos sirven como lugares que llevan fuera del mismo sitio a conversaciones de tipo sexting. SNAPCHAT sigue siendo el sitio líder en el que los mensajes tienen una vigencia corta y luego desaparecen, aunque Kik está ganando terreno como la aplicación de mensajería más estrechamente asociada con el sexting. WhatsApp, comprada ya por Facebook por la cantidad aproximada de $19 mil millones de dólares, es la aplicación de mensajería más popular en el mundo.

TSpost7-13

Es Probable Que Usted No Pueda Estar Al Corriente Con Todo, Pero TeenSafe Sí

Son muchísimas las aplicaciones y plataformas que hoy existen y para aquellos padres que siempre están ocupados, tratar de gestionar dicha situación resulta complicado – especialmente si no se está familiarizado con la tecnología.

Sin embargo, TeenSafe pone la tecnología a favor de los padres.

Los padres pueden utilizar TeenSafe para monitorear los sitios de medios sociales tales como Instagram y Twitter, donde a menudo el sexting comienza antes de la llevar la conversación fuera del sitio. TeenSafe les permite a los padres ver las conversaciones y las cadenas de mensajes en aquellas apps de terceros de las cuales sus adolescentes son más propensos a utilizar, tales como WhatsApp y Kik. También permite a los padres tomar fotos del historial de sus adolescentes en línea de navegación, su historia de mensajería (incluidos los mensajes borrados) así como las llamadas que se han hecho. Los padres pueden incluso utilizar TeenSafe para rastrear los movimientos de sus hijos a través de sus teléfonos.

Y antes que nada, es imperativo que los padres enfrenten la realidad para brindar a sus hijos la protección sobre el peligro que representa potencialmente y de manera permanente el difícil tema del sexting. Hay una alta probabilidad de que los adolescentes -y sí: ¡su hijo, también!- se les presione para entrar al mundo del sexting, incluso cuando él o ella sea un buen chico. TeenSafe hace posible que los padres hagan lo que nunca podrían hacer por sí solos: monitorear la actividad que sus adolescentes tienen en línea y mantenerse al día con la constante evolución de sitios de medios sociales y de aplicaciones de mensajería que son la base de se gesta la tendencia al sexting.

 

You may also like

Leave a comment