Qué hacen los depredadores para usar un rastreador online?

TSpost6-31

El número de adolescentes que hay en las redes sociales- y el número de plataformas de las mismas, disponibles para los adolescentes- aumenta cada día, al punto de que ha llegado a ser una parte muy común para la experiencia de ser adolescente. Por más que esperemos que nuestros hijos no se expongan a situaciones peligrosas, solo por el hecho de que nuestros niños están participando en este tipo de actividades comúnmente locales, la verdad es que, los depredadores que existen en línea ESTÁN allá afuera y representan una amenaza para su hijo adolescente. El uso que tiene su hijo, aparentemente normal, del uso de las redes sociales en su día a día le puede dar más información a los depredadores sobre su adolescente de lo que usted se imagina.

Lo crea o no, los depredadores en realidad pueden rastrear la ubicación de un teléfono celular -y predecir futuros movimientos de los propietarios con solo mirar el patrón de actividad que los adolescentes publican en las redes sociales. He aquí cómo funciona.

Las Redes Sociales pueden crear un “Rastro del Smartphone”

Una característica común que aparece en muchas plataformas de redes sociales, especialmente Facebook e Instagram, es el tag de ubicación. Por ejemplo, si un adolescente se toma una selfie en un restaurante y la sube instantáneamente en su Smartphone, podrían optar por añadir el “tag” de la imagen con los datos del GPS, y eso hace que se muestre un mapa de su actividad, o para que los amigos sepan en donde han estado.  Muchas empresas incluso ofrecen incentivos para que los adolescentes hagan “check-in” en la ubicación del negocio para ayudar a difundir de la existencia del mismo.

Eso le dice a todo el mundo que tiene acceso al perfil de su hijo adolescentes exactamente dónde (y muchas veces cuando) el adolescente ha estado ahí. Sin embargo, los adolescentes no necesitan agregar etiquetas de ubicación con el fin de decirle a los demás donde están. Los acosadores que saben cómo hacerlo pueden identificar la localización de cualquier persona a partir de muy poca información como lo sería el número de cualquier edificio que aparece en el fondo de la imagen.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y con las técnicas adecuadas, es bastante posible leer fotografías de esta manera … y mientras que una sola fotografía puede ser de uso limitado, se pueden utilizar una serie de mensajes para crear una línea de tiempo de las actividades del adolescente y construir una mejor imagen de lo que indique en donde están.

Esto es especialmente cierto para que el depredador sepa en que lugar puedan estar ellos como su escuela, en algún lugar de cualquier actividad extracurricular regular, en sus lugares favoritos, o incluso un domicilio.

TSpost6-32

Los adolescentes llevan su teléfono a todos lados,  y conforme dejan rastro de las publicaciones en las redes sociales en tiempo real, hacen que los depredadores puedan saber donde es más probable que esté el adolescente en cualquier momento.

Ahora bien, la mayoría de los depredadores no estarán así de dedicados, pero estaríamos mintiendo si decimos que ninguno de ellos podría hacerlo. Esto se hace mucho más fácil por el hecho de que, como se ha señalado en el Estado de California, la mayoría de las víctimas conocen a sus depredadores. Es mucho más fácil de rastrear la ubicación de alguien cuando ya se tiene información acerca de ellos, y muchos adolescentes comparten su información más importante antes de que se den cuenta de lo peligroso puede esto resulta.

El tipo de información más común que los adolescentes publican en línea incluye:

o   Su nombre real
o   Su fecha de nacimiento (ya sea la fecha completa o sólo el año)
o   Su ciudad
o   Su género
o   Su estado civil

Los adolescentes que le dicen al mundo que acaban de romper con un novio (a) y que están deprimidos se convierten en blancos fáciles para los depredadores, en especial aquellos que observan a los adolescentes para detectar signos de debilidad.

El punto que realmente estamos tratando de esclarecer es el que, al compartir información en las redes sociales, puede ser más peligroso de lo que la gente piensa.

Un depredador dedicado es muy similar a un detective o un interrogador- los tres son hábiles en la elaboración de las sobras de la información para crear una imagen sorprendentemente precisa de alguien, de quien se es y que es lo que hace.

Considerando que un promedio de 20% del total de los niños son virtualmente asechados en algún momento, es mejor ser demasiado cauteloso a no ser lo suficientemente precavido. Los depredadores son tan reales y activos como una amenaza, y aunque no todos ellos usarán las Redes Sociales para encontrar a sus víctimas, son lo suficientemente comunes que valdría la pena entender cómo operan y lo que usted podría hacer para detenerlos.

 

You may also like

Leave a comment