Por qué un teléfono de tapa no es suficiente

Los Smartphones no son la única opción en el mercado de los celulares móviles para estar conectado con nuestros hijos. Algunos padres, tratan de evitar la preocupación de que sus hijos tengan acceso a un smartphone, y por ello les compran un teléfono de tapa o algo parecido. Éste podría ser una buena solución, especialmente para niños pequeños, ya que nos da la posibilidad de comunicarnos con ellos sin tener que monitorear el uso que le dan a las redes sociales con su dispositivo.

No obstante, tal y como las compañías han desarrollado más utilidades para los Smartphones, el mercado para teléfonos de tapa es bastante limitado. Son considerados obsoletos y motivo de burla en muchos sitios web. (Aparentemente sienten que se han quedado atrapados en los años 60).

¿Están realmente obsoletos los teléfonos de tapa para los preadolescentes? Los Smartphones puede que traigan problemas potenciales para los niños, pero considerando los avances como recurso tecnológico, podemos ver que un teléfono de tapa realmente no es suficiente.

¿Qué es un teléfono de tapa?

Un teléfono de tapa es una pieza simple de tecnología móvil. Aunque tiene características similares a las de un smartphone, tales como acceso a internet y cámara, su uso principal es para llamadas y mensajes de texto. Lo cual puede mantenerse a un costo relativamente bajo, ya que no requiere de un plan de datos. Los teléfonos de tapa además, son más pequeños y dependiendo de la marca, más duraderos.

Los teléfonos de tapa distraen menos que los Smartphones, pero también tiene sus pegas. Puede que los Smartphones tengan múltiples características que van más allá de lo que tus hijos necesitan, pero si se entienden los avances de la tecnología y les enseñas a tu hijo cómo usarlos, entonces como padres pueden prevenir los problemas que crean los smartphone sin tener que recurrir a un teléfono de tapa.

Las ventajas de un smartphone

Enseñándole responsabilidad a tus hijos.

Los niños y jóvenes de ahora están expuestos a la tecnología en su día a día. Incluso si no poseen un smartphone, pues eso no cambia el hecho de que puedan acceder a otros dispositivos a su alrededor. En la escuela, en los eventos sociales, o incluso en tu propio dispositivo.

Al permitirle a tus hijos tener su propio smartphone, reconoces que el acceso está allí y crees que están listos para manejar con la responsabilidad. Con un smartphone, los niños pueden avanzar en sus conocimientos digitales y ser más competitivos a la hora de conseguir una beca o un trabajo.

Cómo moverse

Los teléfonos de tapa rara vez cuenta con GPS, una tecnología de localización común en los Smartphones, permitiendo al usuario localizar el dispositivo rápidamente. Aplicaciones como Waze, Google Maps, o Apple Maps, han hecho de los viajes y las rutas, algo fácil y rápido. Los niños ahora saben dónde están y cómo moverse en una ciudad.

Redes sociales

Mientras a la mayoría les preocupan los peligros de las redes sociales, frecuentemente olvidamos los beneficios intrínsecos de estar conectados en grupos sociales fuera de los círculos cercanos. Las redes sociales, cuando se usan apropiadamente, pueden ofrecer apoyo social y contribuir a la educación de tus hijos.

Niños y adolescente utilizan las redes sociales para conectarse con sus amigos y compañeros que comparten los mismos intereses. Muchas escuelas y maestros han incluido las redes sociales en la planificación de sus lecciones, especialmente para hacer que piensen fuera del contexto que ven el el salón de clases.

Juegos

Aunque los videojuegos son una nueva frontera de la cual los padres deberían estar alertas, pueden también proveer mucha diversión y entretenimiento. Los Smartphones y las tablets son un portal de videojuegos más accesible y menos costoso que otras plataformas.

Las investigaciones indican que los videojuegos proveen aprendizaje, salud y beneficios sociales. Reforzando las habilidades cognitivas tales como, navegación espacial, razonamiento, memoria y percepción. Gracias a los Smartphones existen muchas aplicaciones gratuitas con un enfoque amigable y familiar, de las cuales los niños pueden disfrutar.

Beneficios para los padres

TS-2

Muchos padres no se dan cuenta de los beneficios al dejar que sus hijos utilicen su propio smartphone. En un artículo de USA today, una madre explicaba el sorprendente beneficio que encontró luego de comprarle a su hija adolescente un smartphone. El cual se lo compró con una única condición: permitir que su madre la siguiera.

“Ahora puedo saber el estado de ánimo de mi hija con solo ver el contenido que publica o lo que twittea” dijo Nancy Costello de Michigan. “Supongo que probablemente se más acerca de mi hijo de 14 años de lo que sabía mi madre de mí cuando yo tenía esa edad”.

Por su puesto, es importante considerar primero la seguridad de tus hijos. Por ello es que las aplicaciones como TeenSafe existen, para monitorear el uso que le dan tus hijos a sus Smartphones. Un teléfono de tapa puede ser una solución simple, pero si le comunicas claramente a tus hijos el poder que tiene un smartphone, entonces podrán usarlo sabiamente.  Sea cual sea tu decisión, recuerda que la tecnología puede ser una herramienta muy útil tanto ahora como en el futuro.

You may also like

Leave a comment