Por qué los adolescentes temen que que vayan a buscar sus teléfonos y encontrar los mensajes eliminados

TSpost9-12Todo padre lo ha visto… ese momento cuando tu hijo se da cuenta que quieres supervisarlo y rápidamente toman su teléfono, al tiempo que sus dedos vuelan como rayos sobre el teclado y luego se niegan a decir lo que estaban haciendo, mostrando señales claras de incomodidad en tu presencia y rehusandose a darte el celular y cuando no tienen más opción que entregártelo, al buscar en ellos parece que no hay nada extraño, entonces te preguntas ¿Qué estaba escondiendo?

En esos rápidos momentos, es totalmente posible, e incluso probable, que tus hijos hayan borrado sus mensajes o el historial del internet. ¿Por qué los adolescentes tienen que ser tan cerrados y esconder sus vidas de sus padres?

TSpost9-13

En una carta al editor, Marisol de New York dice:

“¡Los adolescentes necesitan tener privacidad! Ellos quieren ser independientes, quieren su espacio, como padres tenemos que explotar la burbuja, cortar la cuerda, ya ellos han crecido y muy pronto se irán de la casa a vivir por su cuenta.

Los adolescentes quieren su espacio para vivir sus propias vidas, tomar sus propias decisiones y aprender de sus errores, pero como adultos, sabemos que la corteza frontal del cerebro de nuestros hijos aún no se ha desarrollado por completo y aunque sean maduros y estén bien educados están ligados a cometer equivocaciones. El centro de control de sus impulsos aún no está bien formado y pero la presión social y la necesidad de pertenecer crean una fuerza poderosa.”

Esto crea un debate central en el que muchos padres se preguntan: ¿Debería ir más allá del simple monitoreo con tan solo mirar el contenido en sus celulares o debería tener una solución más práctica en donde pueda ser capaz de leer lo que están ocultando de mí?

Como psicóloga social la Doctora Susan Newman responde en una entrevista a TeenSafe:

“Es una locura lo que podemos encontrar allá afuera. La gente que no monitorea a sus hijos NO TIENE NI IDEA. Los niños y adolescentes necesitan ayuda para lidiar con todo eso, existen depredadores sexuales, cyberbullies, contenido violento y mucho más. Los padres son los mejores en estos casos para ayudarlos.”

Si no lees lo que pueden estar ocultando en sus mensajes borrados te podrías estar perdiendo de información crucial acerca de tu hijo. Erin Bishop escritora de la página web “TheWhateverGirls.com” señala:

“Como madre de una adolescente de 16 años y un preadolescente de 11 años, esta nueva tecnología ha cautivado mi interés, pues como “Teen Safe” dice: Mis hijos son mi tesoro más valioso, y no me detendré con nada, incluso haré un monitoreo de su actividad en las redes sociales y leeré sus mensajes, para asegurarme de que están a salvo.”

La experiencia de Bishop, como una persona consciente del tráfico sexual, está en una posición única para defender su punto de vista. En sus artículos señala que incluso los padres que están pendientes de sus hijos pueden escapársele cosas, tales como el sexting, el bullying y más. A menos que los padres monitoreen a sus hijos de cerca, incluyendo sus mensajes privados y su actividad en diferentes redes sociales, no pueden estar seguros al 100% de que sus hijos están a salvo.

La mamá de Hannah Kennish, quien tiene 13 años y vive en Missouri EE.UU., aprendió su lección por las malas. Su hija se escapó de casa para conocer al chico con quien llevaba una relación virtual durante varios meses y de quien no sabía nada. Pero luego de una investigación exhaustiva del FBI, la niña fue encontrada a 850 millas de distancia con un hombre de 55 años que la había secuestrado y quien resultó ser el supuesto chico con quien chateaba.

Los Smartphones y las redes sociales son un portal para el mundo exterior, ¿Están tus hijos realmente preparados para manejar todos los riesgos que este mundo trae consigo? Incluso si empleas los mejores métodos de crianza y aun si tus hijos son los más inteligentes, su cerebro a esa edad todavía no se ha desarrollado por completo. ¿Podemos entonces confiar plenamente en ellos?

Si tu hijo tiene un teléfono inteligente o está suscrito a una red social, ir tan lejos como para leer sus mensajes privados y borrados no debería ser una cuestión opcional, debería ser una obligación. Cuando le des un teléfono a tus hijos diles abiertamente que el dispositivo será monitoreado por ti, que no es una opción y que deben aceptarlo si deciden quedarse con el teléfono que les estas dando. Esto te permitirá monitorearlos sin dejarles pensar que su privacidad está siendo violada.

TSpost9-14

El Dr. Newman dice: “Cuando los padres le dan un teléfono a sus hijos, es cuando toman mucha ventaja, ya que el 99% de las veces, los padres pagan por el teléfono. Pueden entonces presentar el teléfono como un privilegio que viene con ciertas normas. Ese es el punto cuando tratas de establecer límites y reglas y el monitoreo es uno de ellos.”

You may also like

Leave a comment