Padres digitales de los hijos, protegerlos por medio de un rastreador

La Crianza Digital

shutterstock_181414673

En las últimas dos semanas hemos hablado de cómo nuestros hijos se mueven -la mayor parte de su tiempo- en un mundo virtual, y de cómo ese mundo virtual todavía puede ser un lugar bastante tenebroso. Con toda la información que se encuentra en ella, ¿quién podría culpar a los padres por sentirse un poco abrumados?

Hoy concluimos nuestra serie introductoria de tres partes, sobre La Crianza Digital o Siendo Padres Digitales, con el tema que todos ustedes han estado esperando: Cómo Proteger a tus hijos.

¿Cómo protege usted a su hijo en este indulgente escaparate cibernético lleno de depredadores, sin tener que prohibirle todo? La línea en la que se camina es muy delgada. Sin embargo, dentro de toda esta zona gris hay una verdad que resuena.

El Monitoreo es Obligatorio

Tenemos la suerte de vivir en una época en que la tecnología ya no nos separa de nuestros hijos. Contrario a lo que se cree, la tecnología es el mayor aliado que usted tiene; solo es cosa de saber cómo tiene que usarlo.

Las aplicaciones de monitoreo para el teléfono, tales como TeenSafe, le permite a los padres rastrear los teléfonos de sus hijos sin interrumpirlos en su día a día. Usted puede ver su registro de llamadas, su actividad en Facebook, e incluso leer mensajes de texto borrados.

Los expertos están de acuerdo en algo: Si usted le está dando a su hijo (especialmente a los preadolescentes y jóvenes) su primer teléfono, entonces necesita estar involucrado con ello en todo momento. Al igual que hay que enseñarles cómo compartir, escribir su nombre, o conducir un coche; su niño necesita aprender las maneras adecuadas de comportarse, que conlleva este poder de conectividad. Es por eso que poner las reglas del juego es un paso esencial en el proceso.

Establezca límites

Cada padre podría tener sus propias reglas y expectativas. No obstante, no es más que solo de usted, la responsabilidad de asegurarse que su hijo entienda lo que es y lo que no es apropiado cuando interactúa con el mundo en línea.

Los límites pueden determinar:

o   A quién se te permite hablar. “Cada persona en tu lista de contactos debe ser aprobado por mamá o papá”

o   El tiempo y los lugares apropiados para el uso del teléfono. “Los teléfonos no están permitidos en la escuela, en la mesa o en el dormitorio.”

o   Las horas designadas para el uso del teléfono. “Los teléfonos se apagan antes de acostarse y no se utilizarán hasta que se llegue a casa, regreso de la escuela mañana.”

Es mejor dejar todo esto a consideración de los padres. Usted sabe qué directrices son las que su hijo necesita para comportarse correctamente y usted puede establecer sus propias reglas, con base en las necesidades de su familia.

Tener un Contrato para el Uso del Smartphone

Esta parte es tanto para los niños como para los adultos. Al establecer y firmar por ambas partes todos los límites y pautas, usted ofrece una muestra de respeto a sus hijos y establece un buen precedente para futuras dinámicas. Su hijo sabe que si actúa adecuadamente, será tratado como un adulto. De esta manera, la confianza y el respeto van en ambos sentidos.

Además, si su hijo viola cualquiera de los términos en los límites establecidos, vuelva a visitar el contrato y aproveche su autoridad “legal” para infligir el castigo necesario.

Los Contratos Con el Uso del Teléfono Establecen un Buen Precedente Para Futuras Dinámicas

shutterstock_221456239

También ayuda si usted predica con el ejemplo y respeta los límites que usted estableció con sus hijos, con respecto al uso de sus dispositivos. Ellos observan y aprenden de usted, así que si usted establece reglas estrictas para sus hijos pero permanece pegado a su propio teléfono, puede usted apostar que ellos se darán cuenta de su incongruencia. Por difícil que sea, luchar contra la tentación de utilizar su teléfono, le ayudará a recorrer este largo camino de promover hábitos saludables con sus hijos en el asunto del uso de dispositivos digitales.

Privacidad y Comunicación

La privacidad de su hijo es una cosa delicada. El despojarles del derecho a tener una vida privada pone en peligro su relación y ahoga su propio desarrollo personal. Al mismo tiempo, como padres, no podemos quedarnos quietos y dejar que nuestros niños se embarquen en un camino de vida destructivo. El equilibrio es la comunicación.

Es importante que el niño entienda lo que está haciendo y por qué lo estás haciendo. Los servicios de rastreo de sus teléfonos rara vez defienden el uso de sus productos como fin para espiar a sus hijos. Si los niños descubren que sus teléfonos están siendo monitoreados en secreto, hará que se distorsione su comprensión sobre la idea de privacidad y de la confianza. No obstante, solo explíqueles que como padre, usted tiene el derecho y la obligación de protegerlos de ciertos peligros, y el hecho de seguir su actividad en el teléfono es solo una parte necesaria de este proceso.

Además de esto, usted debe esforzarse por fomentar un ambiente en el que sus hijos puedan compartir sus sentimientos sin temor a la crítica o al juicio. Establezca esta confianza y haga que se sientan más tranquilos de acercarse a usted cuando estén en situaciones de bullying o de presión por parte de sus compañeros. Aprecie estas oportunidades, utilícelas y haga su mejor esfuerzo para mantener un nivel estable. Todos sabemos que nada nos irritaría más que ver a nuestro hijo siendo amenazado, pero si usted pierde la calma, van a empezar a ir a otra parte en busca de consejo y ahí será donde empiecen los problemas reales.

Algo de Sabiduría de Padres

Antes de cerrar nuestra serie Crianza Digital, queremos abordar la cuestión de la presión que puede sufrir nuestro hijo, la cual no es un tema dirigido a los niños, sino a los mismos padres.

Cada familia tiene sus propios retos y necesidades, y como padre usted es la mejor persona para decidir lo que es correcto para su hijo. Sin embargo, siempre existe el terrible temor a ser juzgado, o incluso peor, de ser llamado un mal padre.

Usted Sabe lo Que es Mejor Para su Familia

shutterstock_71228008

La verdad es que, a menudo tenemos una pobre tendencia a ver a los niños de otras personas como estudios de caso en la Feria de Ciencias más grande del mundo. Cada uno tiene su propio enfoque sobre la crianza de los hijos, así como fuertes opiniones sobre las elecciones que todos los demás toman. Esas opiniones pocas veces nos vienen a la boca en una conversación educada, pero a través de chismes y rumores, las noticias corren y a todos, de vez en cuando, se nos confronta a participar en críticas no solicitadas.

Pero su hijo es un ser humano único y pensante; uno al que usted y solo usted sabe cómo cuidar. Usted conoce lo que él quiere y necesita de manera individual; sus fortalezas y sus debilidades. Usted sabe lo que le hace reír y lo que le hace llorar y también de cómo protegerlo de los peligros que existen allá afuera.

Confíe en sus instintos, Mamá y Papá. ¡Ya han llegado ustedes hasta aquí! Ustedes son los buenos de esta historia.

You may also like

Leave a comment