Monitorear el telefono

Monitorear El Teléfono De Los Preadolescentes: La Guía Para Padres Preocupados

Monitorear el telefono

Los celulares se han vuelto muy populares para las personas de todas las edades, especialmente para los preadolescentes. Estos preadolescentes son esos niños que no son ni tan pequeños ni tan grandes, que rondan las edades entre 8 y 12 años y quienes están a punto de convertirse en adolescentes, por lo cual es muy importante que los padres se encuentren a la altura del reto en cuanto al monitoreo de sus teléfonos celulares.

Una investigación del National Consumers League determinó que el 50% de los preadolescentes ya cuenta con teléfono móvil, ya sea solo para hacer llamadas o incluso toda la tecnología de un Smartphone. Pero ¿cómo puedes estar seguro de que tu hijo ya está preparado para esta responsabilidad?

Consideraciones para el uso del móvil de tu hijo preadolescente

Muchos padres proveen a sus hijos con teléfonos celulares por diferentes motivos, ya sea por seguridad, o para comunicarse con ellos cada vez que quieran. Sin embargo, a la hora de comprar un dispositivo se preguntan: ¿Qué es lo que realmente necesita un preadolescente en un teléfono celular?

Y esa pregunta a su vez conlleva a otras preguntas importantes:

  • ¿Por qué tu hijo desea un teléfono móvil?
  • ¿Cuáles son tus razones para darle un celular?
  • ¿Tu hijo se muestra responsable en otras áreas, como la escuela, sus tareas o los deportes?
  • ¿Tu hijo suele perder objetos importantes?
  • ¿Sabe tu hijo comportarse correctamente con un teléfono?
  • ¿Cuánto estás dispuesto a gastar en un teléfono?
  • ¿Qué tipo de monitoreo para el celular sería el más apropiado?

Las respuestas podrían ser de ayuda para elegir el teléfono más apropiado para tus hijos y así enseñarles el uso correcto del mismo.

consigue un telefono para practicar

Los teléfonos inteligentes, aunque populares, no son apropiados y tampoco necesarios para tu hijo preadolescente.

Cuando los niños están aprendiendo a montar bicicleta, los padres no les dejan correrla sin las rueditas entrenadoras, una vez que aprenden las habilidades necesarias ya pueden andar en la bicicleta sin el respaldo de las dos rueditas de entrenamiento, lo mismo ocurre con el teléfono celular. Dejemos para más adelante el uso de los Smartphones, es esencial que primero se acostumbren a la responsabilidad de llevar un aparato más simple y básico que no los exponga a los peligros del internet pero que les permita comunicarse de forma rápida y eficaz con su familia.

El entrenamiento funciona tanto para ellos como para ti, pues así te acostumbras a supervisarlos constantemente de manera sutil.

 Utiliza un plan prepago

Una de las quejas más comunes de los padres se debe al uso excesivo de sus hijos al teléfono, consumiendo gran cantidad de dinero en los planes de llamada, pues los niños no saben muy bien cómo administrar el tiempo. Decirle a un niño que tiene 3000 segundos mensuales para llamar por teléfono es lo mismo que decirle que su país tiene una deuda externa de 200 trillones de dólares, simplemente no lo comprenden.

La solución para evitar futuras discusiones con tus hijos es adquirir un plan prepago, poco a poco irán entendiendo que deben racionar sus llamadas para evitar quedarse desconectados por haberse gastado el plan demasiado rápido. Este tipo de plan te lo puede proveer cualquier operadora, son económicos y fáciles de usar.

 Crea un contrato Padre-Hijo para el uso del Teléfono

Es esencial establecer con tus hijos preadolescentes los límites para el uso del teléfono, desde el monitoreo hasta las responsabilidades, que  además te dan la oportunidad de conversar con tu hijo acerca de temas importantes al respecto.

Un contrato para el celular se puede acomodar a tus necesidades, incluyendo:

  1. Responsabilidades
  • Siempre responder las llamadas y mensajes de sus padres
  • Cuidar el aparato
  • Mantener el teléfono cargado
  • Mostrar cualquier llamada o texto en donde os estén acosando.
  • Mostrar cualquier llamada o texto de personas desconocidas.
  1. Comportamiento
  • No enviar textos hirientes o maleducados a otras personas
  • No enviar ni recibir llamadas y mensajes después de las 9:00pm
  • No tomar ni enviar fotos vergonzosas de sí mismos ni de otras personas.
  • No discutir ni pedir más saldo para el teléfono
  1. Consecuencias

El teléfono se les quitará como consecuencia de lo siguiente:

  • Incumplimiento de sus deberes escolares
  • Tareas sin terminar
  • Por usar el teléfono en clases
  • Por ignorar a otras personas por estar pendientes del teléfono, especialmente en lugares públicos.
  • Perder o romper el celular (en este caso el teléfono no será reemplazado)

Estas son solo ideas simples para comenzar, a medida que observes otros detalles puedes incluirlos en el contrato, junto con el monitoreo para que tus hijos se desarrollen con más seguridad y al mismo tiempo aprendan valores que le servirán en el futuro.

You may also like

Leave a comment