Monitorear el iphone es para evitar la adiccion a la tegnologia?

TSpost7-38

Mantener la confianza de un adolescente es como jugar Jenga, un movimiento en falso y la torre se cae.

Cuando hablamos de monitoreo, muchos se preocupan de que el revisar el Smartphone de sus hijos es una explosión segura que derrumbará la relación, uno se puede imaginar con facilidad lo que el adolescente podría decir: ¿Por qué estás haciendo esto? No he hecho nada malo ¿Por qué no confías en mí?

Cuando usted no confía en su hijo, él le responderá de la misma manera: no confiará en usted, y cuando los adolescentes no confían en sus padres, no son honestos o abiertos con ellos.

Así que la pregunta que hacemos hoy es: ¿PUEDE un adolescente confiar en un padre que lo monitorea?

¿Qué Tan Unida Está La Privacidad A La Confianza?

Hay una fuerte conexión entre la privacidad y la confianza, confiamos en la gente que respeta nuestra privacidad o que guarda nuestros secretos.

En este punto de su vida, los adolescentes están probando los límites de lo que significa la “privacidad” para ellos, están aprendiendo a ser independientes y a cómo actuar fuera de la supervisión de sus padres; incluso si se comprometen a actividades públicas, salir con amigos o hablar por teléfono, están estableciendo una especie de “privacidad” lejos de sus padres.

Ésta es una lección importante que todo adolescente necesita aprender por medio de la transición a la adultez, si sienten que esos límites se han cruzado, perderán la confianza en usted.

Cuando Los Adolescentes No Confían En Sus Padres

Ok, así que su hijo no confía en usted ¿importa? Usted es su padre, no su amigo, usted es quien necesita confiar en ÉL.

A pesar de que todo esto es cierto, el tener la confianza de su hijo es importante, incluso si habla o se insolenta con usted en eso años de rebeldía, puesto que los adolescentes siguen siendo niños de corazón y buscan a mamá y a papá para guiarlos en la vida.

TSpost7-39

Leyenda: Su hijo lo admira sin importar que diga o haga otra cosa.

Cuando un adolescente siente que no puede confiar en las figuras de autoridad a su alrededor, se esconde, pensará que usted va a “reaccionar exageradamente” a cualquier transgresión percibida, por ello esconderá lo que hace, con quién habla, o a dónde va, pero lo más importante es que no irá con usted cuando lo necesite más.

Buscará la manera de resolver sus problemas por si mismo, y la mayoría de los adolescentes no están equipados para manejar las cosas de forma racional por ellos mismos.

Afortunadamente hay formas de construir la confianza con su hijo.

Cómo Construir La Confianza Con Su hijo

Si quiere mantener la confianza entre usted y su hijo, la forma más fácil de hacerlo es diciéndole que lo está monitoreando, al ser abierto desde el inicio, su hijo podrá comprender su punto de vista y el por qué el monitoreo es necesario, y dejará de ser un ataque a su privacidad.

Entonces ¿Cómo los hacemos ver nuestro punto de vista?

Comencemos por lo básico: ¿Su hijo comprende lo que ES la confianza? Puede parecer una pregunta “simple”, pero debe recordar que su hijo está creciendo en un mundo muy diferente, por lo que ha tenido experiencias de vida diferentes, pregúntele cómo define confianza y qué cree que debe hacerse para confiar el uno en el otro.

Es importante reconocer su definición del término, incluso si no se está de acuerdo con él, el adolescente interpretará este reconocimiento como un reflejo de él y un sentimiento positivo hará que el resto de la conversación sea más fácil.

Una vez sabiendo lo qué piensa su hijo de la confianza, explíquele su propia definición, como lo relacionado al monitoreo del Smartphone, hágale saber que, ante todo, es en el mundo en el que no confía.

Después, explíquele que su responsabilidad como padre requiere estar seguro que puede confiar en su hijo, sabiendo que está seguro. El monitoreo del Smartphone no es una forma de probar que no confía en su hijo, sino de verificar que él es merecedor de esa confianza.  

Este plan debe enlistar las cosas específicas que usted quiere que él haga, y cada cosa debe estar unida a algún tipo de reconocimiento tangible, tal vez, una hora extra diaria en el teléfono, un cambio en la mesada o llevarlo a ver la película que quiera.

Si su hijo continúa ganándose la confianza y comportándose correctamente, entonces, confía en que usted no lo monitoreará en todo momento, de esta manera la confianza va en ambas direcciones.

Leyenda: El monitoreo efectivo se lleva a cabo cuando la confianza va en ambas direcciones.

TSpost7-40

Cree un plan para que su hijo siga, éste debe incluir cosas específicas que él debe hacer para mantener esa confianza, pueden ser cosas como avisar cuando esté con amigos o acordar no utilizar el teléfono en horas de escuela; a cambio, ese plan debe incluir las cosas que usted no monitoreará o las libertades que le permitirá.

El plan también debe enlistar lo que pasará si el adolescente falla al satisfacer sus expectativas, si él conoce las consecuencias de antemano, probablemente no guardará resentimiento por haber sido castigado, al final de cuentas, usted le advirtió con tiempo, y eso apela a su sentido de justicia. El Centro para Educación en Crianza tiene algunos consejos adicionales sobre esto.

Mientras su hijo sepa más sobre el por qué usted está haciendo cosas para monitorearlo, y mientras más lo vea como que usted está tratando de ayudarlo en lugar de invadir su privacidad, será más fácil que lo acepte y lleve a cabo su plan; Los adolescentes confían en usted con un software de monitoreo, pero sólo cuando se les da la oportunidad de desarrollarla.

You may also like

Leave a comment