Manual Para Niños del Uso Correcto Del Smartphone En La Noche

Manual Para Niños del Uso Correcto Del Smartphone En La Noche

Luego de que terminan sus deberes y la cena, ¿los niños tienen permitido usar sus smartphones? Las normas del uso del smartphone durante clases y después del colegio  son bastante claras, pero ¿dónde deben los padres trazar la línea en la noche? Diles a tus hijos que sigan el siguiente manual:

Apagada las luces, apagado el smartphone

Cuando sea hora de dormir, es hora también de dejar los teléfonos afuera. Los niños que duermen con su smartphone cerca, tienen mayores problemas para conciliar el sueño, perdiendo horas de sueño necesarias para su salud. Con sus smartphones a su alcance, los niños están tentados a quedarse despiertos hasta tarde para seguir respondiendo a sus amigos, o incluso despertarse durante la noche, con el mismo propósito. Mientras más horas de sueño pierden, más probabilidades tienen de sufrir consecuencias académicas o emocionales. Para prevenir que tus hijos pierdan horas de sueño, pídeles que te entreguen sus teléfonos antes de irse a dormir.

Si van a salir de noche…

Si los niños salen con sus amigos en la noche, o se quedan tarde en el colegio para sus prácticas de fútbol u otro club, recuérdales que deben mantener encendido sus teléfonos, de modo que puedas mantenerte en contacto con ellos cuando sea necesario. Tus hijos deberían cargar siempre un cargador portátil o baterías extra en sus mochilas, de modo que nunca utilicen la frase “mi teléfono se quedó sin batería.” Como excusa por no haber respondido.

Si tus hijos están yendo de un sitio para otro, por ejemplo, van al centro comercial, luego al cine y más tarde a cenar, deberían llamarte o mandarte un mensaje, para confirmar que están bien, cada vez que lleguen a un destino diferente.  No tiene sentido que tus hijos tengan un teléfono si no puedes localizarlos o ponerte en contacto con ellos cuando tengas preocupaciones acerca de su seguridad, así que pon en claro que ésta es una regla que deben seguir de forma obligatoria.

Jamás usar el smartphone mientras conduzcan

Una vez que tus hijos sean lo suficientemente mayores para conducir, es importante establecer la norma de no utilizar el teléfono mientras conducen. 21% de los adolescentes que estuvieron involucrados en accidentes automovilísticos fatales, estaban utilizando sus teléfonos celulares, así que esta es un serio problema que los padres deberían tratar con sus hijos. Si tus hijos conducen por su cuenta, o con sus amigos, deberían saber que está absolutamente prohibido usar el teléfono mientras están en el auto.

Hacer tiempo para la familia

Cuando los niños se quedan en casa, no deberían tener permitido usar sus smartphones, sobre todo si has planificado alguna actividad familiar. ¿Vienen a cenar otros familiares? ¿Tienes planeado ver una película en familia todos juntos en la sala? En estas situaciones, los niños no deberían estar pegados a sus teléfonos, ya que se estarían perdiendo un valioso tiempo en familia.

222

Una hora de tiempo libre

Si los niños han cumplido con sus deberes antes del anochecer, déjales que inviertan una o dos horas de su tiempo libre en sus teléfonos, lo cual es el máximo tiempo diario frente a una pantalla, recomendado por la Academia Americana de Pediatría. Durante éste tiempo, los niños pueden chatear con sus amigos, actualizar sus perfiles sociales en las redes, hacer búsquedas en la web, o jugar. ¡Se lo han ganado!

Haz algunas excepciones

Si bien, la AAP recomienda una o dos horas al día, también reconocen que debe haber excepciones a ésta regla dependiendo de lo que tu hijo está haciendo en el teléfono, Por ejemplo, tu hijo no debería ser castigado, o apartado de su teléfono, si lo que ha estado haciendo es investigar y buscar información para sus deberes escolares durante las últimas tres horas. Está bien dejarlos que lo usen durante períodos más largos de tiempo.

Prohibido los smartphones en sus habitaciones

Cuando los niños están solos con sus teléfonos, tienden a tomar malas decisiones, tales como enviar mensajes o fotografías inapropiadas. Pero, si no tienen permitido utilizar el teléfono en sus habitaciones, puedes prevenir que esto suceda. Al prohibir el teléfono en sus habitaciones, no solo previenes comportamientos inapropiados, sino que también les ayudas a mantenerse enfocados en sus tareas y a dormirse en la noche.

Sigan un contrato

Los padres deberían crear un contrato para el uso del smartphone, que sus hijos deberían seguir, no solamente en la noche, sino durante el día también. El contrato debe requerir que tus hijos prometan no visitar sitios web para adultos, no enviar fotos o mensajes inapropiados, molestar a otros niños en línea, o descargar aplicaciones que cuestan dinero. Si notas que

Si tus hijos han violado alguna de éstas reglas, entonces deberías decomisarles el teléfono durante cierto periodo de tiempo, y tampoco deberían tener tiempo libre con su teléfono una vez que lo tengan de vuelta.

Luego de un largo día de trabajo, lo último de lo que quieres preocuparte es de lo que está haciendo tu hijo en el teléfono. Establece este manual de uso en casa, y usa las tardes para relajarte y pasar tiempo de calidad con tu familia.

You may also like

Leave a comment