Los pros y contras del uso de aplicaciones para rastrear un celular

La Respuesta de Los Adolescentes

“Es mi vida!” ¿Alguna vez ha oído algo como eso salir de la boca de su hijo/hija adolescente? ¡Yo también! Me imaginaba a mi hija diciendo (o más bien gritando) esas palabras cuando mi marido y yo decidimos hablar con ella con respecto a que estábamos considerando la compra de un dispositivo de vigilancia que nos permitiría observar (ella podría pensar ‘espiar’) las actividades de ella y de sus hermanos cuando no estamos cerca para supervisarlos.

Los Viejos Buenos Tiempos

A veces me pregunto cómo sería el mundo sin toda la tecnología que tenemos hoy. ¡Seamos realistas! La tecnología ha cambiado nuestro mundo, y en su mayor parte, ha hecho nuestra vida más fácil y más productiva. No sólo nosotros, sino también nuestros hijos se benefician de ella. Pueden utilizar sus teléfonos y computadoras para mejorar su educación. Al acceder al Internet son capaces de hacer investigación para proyectos escolares, visitar las páginas web de sus maestros, revisar sus calificaciones y tareas, y mucho más.

Seamos Realistas

shutterstock_149183087

Está genial que tengan esa fuente literalmente a su alcance, pero es poco realista pensar que nuestros niños usan sus teléfonos sólo con fines educativos. Un reporte revela que el 93% de los adolescentes de 12 a 17 años de edad se conectan al Internet. El Internet es atractivo para ellos, ya que son capaces de charlar con amigos, enviar mensajes de texto e imágenes, tener una cuenta de Facebook, así como visitar otros sitios web. Algunas de esas características también están disponibles en los teléfonos móviles, smartphones, iPods y iPads. El 74% de los adolescentes acceden al Internet a través de sus teléfonos. Todo esto puede ser algo bueno si se usa correctamente.

Por desgracia, si no están supervisados, algunos niños ponen a prueba sus límites y visitan sitios web que pueden o no ser apropiados. Para evitar esto y ayudar a proteger a sus hijos, algunos padres descargan programas que bloquean dichos sitios web. Tuvimos algo similar instalado en nuestra computadora familiar en el que se escucha ladrar un perro cada vez que el programa bloquea un sitio. Para mi marido y para mi era algo cómico escuchar a los ladridos sabiendo que un “perro” estuviera supervisando las actividades en línea de nuestros hijos. A veces también checamos el historial de navegación en nuestra computadora, aunque la mayoría de los niños, incluyendo a los tres nuestros, han descubierto cómo borrar este seguro. El Internet no ha conseguido una mala reputación y por eso, a veces sentimos que no es algo saludable. Si no se utiliza correctamente puede resultar como algo malo.

Lo Que Preocupa a Los Padres

Navegar por páginas web inapropiadas es sólo una preocupación en relación con la tecnología. Muchos niños experimentan el cyberbullying, ya sea como víctima o como victimario. Los cyberbullies son niños que andan en línea, hostigan y amenazan a otros niños. A medida que empeora, la víctima comienza a sentirse asustado/a, deprimido/a, y desarrolla una baja autoestima debido a los insultos lanzados contra ellos a través del Internet. El suicidio ha sido resultado de algunos niños que son víctimas del cyberbullying.

Cyberbullying

shutterstock_115852837

De acuerdo con las estadísticas del 2014, Más del 52 por ciento de jóvenes reportaron haber sido afectados por el cyberbullying. Un sorprendente 95 por ciento de los adolescentes que fueron testigos de casos de bullying en redes sociales reportan que otros, al igual que ellos, han ignorado el comportamiento. Más de la mitad de los jóvenes encuestados dicen no confiar en sus padres cuando son víctimas de cyberbullying.

Depredadores Sexuales

Hay otras maneras de que nuestros hijos pueden estar amenazados en línea. Los depredadores sexuales suelen hacerse pasar por un muchacho adolescente o niña y comenzar a charlar con su víctima. Ganan su confianza y sugiere intercambiar imágenes, algunas inapropiadas. Si el depredador puede convencerlo/la de hacerlo, podrá, entonces, amenazarle con revelar su imagen en todo el mundo si no se cumplen sus demandas. Aterrorizado/a, esto podría llevar a su hijo/a a enviar imágenes que sean más inapropiadas para el depredador y lo peor de todo, el depredador exija que se reúnan en persona.

Sexting

También tenemos que estar atentos a posibles signos de sexting. El Sexting ocurre cuando los niños envian fotos desnudas de sí mismos a los demás. Estas podrían ser publicadas en Facebook para que el mundo las vea. Los adolescentes en realidad han sido acusados de pornografía infantil por publicar fotos desnudas de sí mismos y mostrarles a menores. Esto podría afectar en un futuro la elección que su hijo tenga al escoger una universidad o en su propia carrera.

Rompiendo Las Reglas

Afortunadamente, no todo lo que nuestros hijos hacen en línea es ilegal. Sin embargo, podrían romper algunas de las reglas que  usted tenga con respecto a la utilización del Internet. Una nueva investigación muestra que la salud de nuestros hijos está siendo afectada negativamente por el uso excesivo de los medios y de la tecnología. Los estudios están empezando a mostrar efectos tales como ansiedad, depresión y otros trastornos psicológicos.

¿Qué Puede Usted Hacer?

shutterstock_200729486

Si su hijo está rompiendo las reglas o es víctima, hay nuevas tecnologías que pueden ayudar a que los padres se enteren. ¿Cómo pueden los padres controlar el teléfono celular de su hijo/hija y sus actividades en línea? Obviamente, nosotros no podemos supervisarlos cada vez que están en Línea. Muchas sugerencias investigadas están empezando a convertirse obsoletas e inútiles. Dichas sugerencias son en sí útiles, pero con la tecnología que cambia más rápido de lo que podemos imaginar, no es suficiente. Por suerte, una mejor ayuda está en camino. Más y más padres están comprando y descargando dispositivos para rastrear la actividad de teléfonos y supervisar los móviles de sus hijos por misma seguridad de sus hijos/hijas. No obstante, existen pros y contras en navegar esta ruta. Algunos de estos incluyen:

Pros: Los dispositivos de monitoreo pueden ayudar a mantener la seguridad de su hijo. Hay varios dispositivos de vigilancia para elegir, así que hay que hacer su tarea. Se dice que el dispositivo de rastreo de TeenSafe es el dispositivo más sofisticado que existe. Después de su instalación, usted puede monitorear los mensajes de texto de su hijo/hija (incluso los borrados), su ubicación, así como su historial de navegación. Usted también puede ver su actividad en Facebook e Instagram, y puede hacer todo esto desde cualquier computadora que tenga acceso a internet. Antes de elegir lo que más le conviene, compruebe y cheque si puede conseguir una prueba gratis antes de comprarla.

Contras: Los dispositivos de rastreo pueden causar sentimientos de desconfianza entre usted y su hijo. La decisión de si sí o no le va a decir a su hijo/hija que está siendo monitoreado/a es un asunto personal. Si usted decide no revelar esta información y su hijo se entera, se podrá enojar y sentirá que no puede confiar en usted. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que usted debe hablar esto con su hijo/hija, no para obtener su permiso, sino por el respeto mutuo. Si usted hace esto, su hijo/hija no va a ser tan propenso/a a encontrar una manera de engañar al dispositivo y estar en línea sin ser detectado/a.

La Decisión Final

Me gusta lo que dijo esta madre, “No estoy traicionando su confianza, los estoy criando. No pueden tener secretos conmigo. No tienen derecho de salir de esta casa sin decirme a dónde van, con quién van, y cuándo van a estar de regreso. Pueden tener una opinión y me pueden decir que mis reglas apestan, pero realmente no me importa. Tengo un trabajo que hacer. Mi trabajo es cuidarlos y mantenerlos a salvo.”

Como padres, queremos lo mejor para nuestros hijos, y haremos todo lo posible para mantenerlos a salvo. Si eso implica que se use un dispositivo de vigilancia que les moleste, entonces esta no será la primera ni la última vez que hayamos hecho algo como esto. Por lo menos, vamos a tener la tranquilidad de saber que podemos impedir que algo malo les suceda a nuestros hijos. Pueden no estar felices con esto, pero apuesto a que nos lo agradecerán más tarde.

You may also like

Leave a comment