Los Adolescentes transmiten en vivo más que nunca, ¿Cómo les afecta esto?

Subir videos a internet no es una nueva tendencia, los adolescentes han podido compartir videos y multimedia a través de internet desde hace varios años. Sin embargo, los gigantes de las redes sociales como Facebook y Twitter han buscado una nueva forma de interactuar con sus seguidores online: las transmisiones en vivo. Facebook Live y Periscope son solo un par de ejemplos de cómo sus usuarios pueden grabarse en vivo y ser vistos potencialmente por millones de personas.

Mark Zuckerberg ha definido las transmisiones en vivo como “crudas y viscerales”. Las personas pueden ver en vivo lo que sucede sin edición alguna. No obstante, el riesgo a exponerse a situaciones peligrosas y contenido inadecuado es muy alto, sobre todo para los niños, además es difícil de controlar. Pero, aún más difícil es evitar que los adolescentes se graben a sí mismos en vivo y se expongan de una manera en la que no hay vuelta atrás.

¿Por qué a los adolescentes les gusta transmitir en vivo?

Cómo padre, puede ser difícil para ti entender por qué alguien querría exponer tanto de sí mismo, de una manera que no le permite editar, ya que se trata de una transmisión en vivo. Lo que tienes que recordar, es que tus hijos han crecido en un mundo donde todo se comparte y se hace público, un mundo de conexión inmediata, en donde la necesidad de compartir es natural para ellos.

Cuando lanzaron Facebook Live, Zuckerberg describió dicha tecnología como: “La nueva y cruda manera de comunicarse”. Crear una conexión es uno de los factores atractivos que vienen con la transmisión en vivo. Para los adolescentes esto puede significar simplemente una conexión con sus amigos, pero para otros, podría ser la conexión con otros millones de personas alrededor del mundo, y alcanzar fama online simplemente por hacer cosas del día a día.

Los videos de las transmisiones en vivo de Facebook, tienen prioridad por encima de cualquier otro contenido. Estos videos usualmente contienen “adolescentes poniéndose maquillaje, divirtiéndose en pijamadas, o tocando un instrumento” escribe Robinson Meyer en The Atlantic, eventos que son bastante inocentes. Sin embargo, otros adolescentes transmiten en vivo actos sexuales y violencia.

El problema de las transmisiones en vivo para los adolescentes

Teen5

Cuando los adolescentes transmiten peleas en la escuela, confesiones privadas de sus pares, etc, están cruzando los límites. Nunca podrán echarse para atrás o eliminar lo que hicieron. “Esta nueva experiencia humana está creando preocupaciones acerca de la privacidad, la ética y la intimidad online.” Escribe Aimee Blanchette, como muchos se estarán preguntando. “El hecho de que podamos transmitir en vivo, no significa que deberíamos”.

Aunque muchos adolescentes pueden tomar buenas decisiones, especialmente cuando han sido criados en un ambiente intelectualmente nutritivo, “en el calor del momento – incluso si saben que no deberían hacer algo, sus cerebros adolescentes continúan tomando malas decisiones,” dice B.J Casey. Explica que un cerebro adolescente “está bloqueado en una especie de pugna por el control, llevada a cabo por la corteza prefrontal del cerebro en donde se aloja la lógica y el ventrículo derecho en donde son los impulsos los que dominan el cuerpo”.

La falta de moderación

Ya sea que utilicen Facebook Live, Periscope o cualquier otra aplicación para transmitir en vivo, lo que tienen en común es que el nivel de moderación lo establecen los mismos usuarios, y solo después de que lo han visto, pueden denunciar si hay contenido inapropiado o violento.

Esto significa que tus hijos están expuestos a un riesgo alto de ver contenido sexual explícito, violencia y cualquier tipo de material inapropiado, ya que nadie está moderando la grabación. Además, con las transmisiones en vivo nadie sabe lo que va a pasar a continuación, a veces ni siquiera lo sabe la persona que está transmitiendo.

Ha habido historias terroríficas que nunca debieron haberse transmitido en vivo, tal como aquella mujer parisina que transmitió en vivo las horas antes de cometer suicidio. Las ideas acerca de la violencia con armas o el daño a sí mismos, suele ser “contagiosa” y es muy negativo que menores de edad y cualquier joven en general esté expuesto a semejante contenido.

La fascinación detrás de las transmisiones en vivo

Los videos en vivo ejercen gran fascinación, las personas quieren formar parte de esos excitantes momentos en los que no se sabe lo que puede ocurrir a continuación. Si bien hay el lado positivo en el que te puedes reír o quedar conmovido. Los padres deberían mantenerse precavidos y tomar medidas para proteger la seguridad online de sus hijos.

Hay un riesgo muy alto en las transmisiones en vivo por lo que es necesario estar informado acerca de las nuevas tendencias que pueden desarrollarse alrededor de tus hijos, de manera que el monitoreo de sus dispositivos y aplicaciones es esencial para protegerlos.

You may also like

Leave a comment