Localizar Iphone y otros trucos para monitorear redes sociales y smartphones

shutterstock_92660089

Guía para monitorear redes sociales y Smartphones

Este artículo ha sido redactado (posteriormente traducido) por la invitada Lisa Sthohman, fundadora y directora del Technology Wellness Center, una de las primeras organizaciones en abordar el problema global de la adicción a la tecnología y el uso abusivo de la misma. Licenciada en psicología clínica, la Dra. Strohman ha pasado más de una década trabajando con clientes individuales, familias y adolescentes que luchan con problemas tales como la depresión, la ansiedad y la adicción. Ella, junto a la cofundadora del Technology Well Center, la Dra. Melissa Westendorf, escribió el libro “Desconexión: Lo que todos necesitan saber sobre la crianza de niños en un mundo adicto a la tecnología.”

Como psicóloga especializada en la adicción a la tecnología, estoy al tanto de los conflictos entre padres e hijos, los cuales se relacionan cada vez más con el uso de la tecnología.

shutterstock_68905897

En el 2010, la Kaiser Foundation hizo un estudio que compilaba datos de otros 3 estudios sobre el uso de la tecnología en jóvenes desde los 8 a los 18 años, uno en 1999, otro en 2004 y el último en el 2009. Aunque la tecnología puede variar exponencialmente en 5 años, se denota un aumento progresivo en la horas que pasan dichos niños utilizándola, pasando de 7 horas en 1999 a 11 horas en 2009, sin contar el uso multi-tasking y sin contar con el avance que hemos tenido en los últimos 6 años.

Un artículo publicado en eMarketer en el 2014 estima que cerca del 88% de los adolescentes entre 12 y 17 años es dueño de un teléfono, y más del 80% de ellos accedía a internet. Mientras se hacían mayores, 96,5% de aquellos entre 18 y 24 años se esperaba que tuvieran celulares, y el 90% de los mismos se esperaba que lo usaran para acceder a internet. Un nuevo estudio lanzado por la Pew Research Center reportó que más de la mitad de los adolescentes (56%) se conecta a internet varias veces al día, y otro 24% se conecta casi constantemente. Con casi acceso constante al internet gracias a sus móviles, se pueden conectar sin restricciones, comunicándose con textos y plataformas sociales.

Esta nueva forma de comunicación, que se basa en Smartphones y redes sociales hace que los sueños de los marketers se hagan realidad. Es importante recordar que aunque el internet sea un recurso impresionante de información, también es una plataforma de marketing.

En la web no hay secretos, privacidad ni piedad para las personas que no activan sus escudos de los marketeros, los hackers y colectores de datos. Basándome en mi experiencia con pacientes, siento que pocas personas entienden el verdadero significado de la pérdida de privacidad. La mayoría de nosotros no entiende lo que esto realmente significa ni las implicaciones que tiene en las futuras decisiones de los adolescentes.

Los jóvenes que están actualmente aplicando para la Universidad están siendo juzgados por todo lo que ponen en sus redes sociales. En 2013 Kaplan condujo un estudio que reportaba que el 31% de los responsables en admitir candidatos utilizaban las redes sociales como una herramienta de descarte. Detectando signos de uso de alcohol, fotos en fiestas, comportamiento abusador, etc. Ésta solo es una razón por la cual necesitamos educar a los jóvenes acerca de la importancia de monitorear el uso de la tecnología, lo que me conduce a mi siguiente punto.

La importancia de Minimizar y Monitorear

No tener un entendimiento sólido de lo que es internet y cómo impacta negativamente solo es uno de los problemas. Los padres necesitan ser capaces de reconocer los signos de los problemas relacionados con la tecnología en adolescentes. En el Technology Wellness Center, desarrollamos el Technology Use Continuum (TUC©), para acceder a las 4 áreas importantes que impactan en el uso abusivo de la tecnología. El emocional, el conductual, el psicológico y el interpersonal. Cada uno de los 4 es único para el desarrollo del niño y puede verse influenciado en diferentes formas de uso abusivo de la tecnología. El TUC© para padres ha permitido el acceso y tratamiento específico para las necesidades de cada familia que vienen con nuestro programa.

shutterstock_138701705

Lo que puedes hacer como padre

Los padres no están siguiendo las mismas reglas que establecen para sus hijos. Los jóvenes prestan atención y miran la cantidad de tiempo y energía que los adultos invierten en la tecnología. La diferencia es, que como adultos, hemos desarrollado por completo la corteza frontal de nuestro cerebro, la responsable de tomar decisiones complejas. Además tenemos mejor comprensión del lado nefasto del mundo, al cual los niños no necesariamente han sido introducidos. Para ayudarlos a manejar la tecnología exitosamente, necesitamos ser consistentes con nuestro mensaje y establecer límites claros.

  • Comunícate. Esto es obligatorio para los padres que están criando niños hoy en día, tener conversaciones apropiadas a sus edades, acerca del riesgo de pasar tanto tiempo online, asegurándose de que la comunicación sea siempre abierta.
  • Mantente alerta. Los padres deberían mantenerse al corriente del tiempo que pasan sus hijos online, conocer sus contraseñas en las redes sociales y en sus dispositivos, de modo que tengan acceso en cualquier momento.
  • Desconexión por ejemplo. Los chicos aprenden de lo que hacen los padres. Mantén ejemplos de desconexión, por ejemplo, puedes pasar tiempo en el jardín o leyendo, en vez de sentarte a ver televisión.
  • No asumas. No ames tanto a tus hijos como para proveer excusas o subestimar sus habilidades para engañarte acerca del uso que le dan a la tecnología.

Establecer reglas básicas

  • Establece límites de tiempo
  • No televisión, no consolas de juegos, nada de teléfonos y tabletas en el cuarto.
  • Establece reglas apropiadas a su edad.
  • Utiliza herramientas de monitoreo para sus dispositivos móviles.
  • Crea un contrato para el uso del teléfono.
  • Haz que tu hijo firme el contrato.

Implementa una Herramienta de Monitoreo

Si piensas permitirle a tus hijos el acceso a internet, (y seamos honestos, todos lo hacen) entonces necesitarás encontrar una herramienta para monitorear su actividad en línea. Una buena herramienta es TeenSafe, pues permite ver los mensajes de texto (incluyendo los que han borrado), las llamadas, la localización del teléfono, e incluso supervisar la interacción en las redes sociales. Otras características incluyen ver la información intercambiada en aplicaciones de mensajería como Kik Messenger y Whatsapp, mientras que al mismo tiempo permite buscar en el historial web y revisar la lista de contactos. TeenSafe busca salvaguardar nuestros bienes más preciados, nuestros hijos.

Además los niños tienden a saber mucho más de tecnología que sus padres, sin embargo no están al tanto de los peligros que la misma puede traer. Es nuestro trabajo como padres y guardianes proveer límites y asegurarnos de que están a salvo. Enseñarles cómo mantener un balance, ser consistentes con las reglas impuestas y ser un buen modelo en el propio uso de la tecnología.

La tecnología es ambigua. Es parte de nuestra rutina; acepto que sin ella no podría ser capaz de impartir mi conocimiento a tantas personas. Pero no acepto que se convierta en algo más grande que la sociedad misma. Existe una frase de los Chippewa que dice: “No creo que para medir a una sociedad haga falta ver cuánto concreto y edificio existe, sino ver cuánto ha aprendido cada individuo a relacionarse con el ambiente y con sus iguales.” Para relacionarnos entre nosotros, necesitamos desconectarnos de nuestros dispositivos, mirar a las personas alrededor nuestro y crear verdaderas conexiones humanas.

You may also like

Leave a comment