decisiones correctas

Localizar el Celular de Tu Hijo Para Saber si Está Tomando Las Decisiones Correctas

decisiones correctas

El mejor consejo que he recibido acerca de disciplinar el comportamiento de un niño lo obtuve de mi madre. Ella me dijo que nunca les dijera a mis hijos que son malos, porque de esa forma tienen un estándar bajo y vivirán bajo esa etiqueta. Mientras recordaba esas palabras de sabiduría, esa no era la palabra que salía de mi boca cuando atrape a mi hijo de 14 años cuando trataba de quemar algunas ramas caídas en el patio trasero de la casa, de hecho creo que la palabra que use fue “loco” ¿Estás loco? Le grité mientras le quitaba la gasolina de las manos.

No es que esté loco, es que no está pensando

Luego de calmarme le pregunté por qué estaba haciendo eso. En su mente había visto cómo su padre lo hacía anteriormente, y le había parecido fascinante y divertido, así que ¿Por qué no ayudar a papá con la tarea? Realmente no lo había pensado del todo. Cuando no pudo encender las hojas con una cerilla, intentó hacerlo con gasolina, allí fue cuando lo detuve y probablemente salvé su vida y la casa.

Cuando cumplió 15 años mi hijo pasó el examen escrito para obtener la licencia de conducir. Rápidamente aprendí que su idea de manejar era sentarse detrás del volante, mirar por la ventanilla y ver si alguien (chicas) lo estaban mirando mientras conducía.

Por qué simplemente no…

Cuando le enseñé cómo estar pendiente del camino, él eligió otra forma de llamar la atención. Pensó que era más cool manejar con una sola mano en el volante y la otra en la cabecera de su asiento, le dije que si no seguía mis instrucciones no le dejaría conducir. Una vez su padre lo llevó a practicar pero cuando llegaron a casa, mi esposo aun temblaba y nunca jamás se montó en un auto mientras mi hijo manejara, y eso que ya tiene varios años con su licencia.

finalmente una explicacion

Los científicos ahora tienen una explicación para este tipo de comportamiento típico en los adolescentes. Numerosos estudios muestran que el cerebro de un adolescente pasa por muchos cambios y continúa desarrollándose hasta llegar a su máxima madurez no antes de los 20 años. Estos cambios pueden afectar su salud mental a lo largo de sus vidas y es algo que los padres no deberíamos tomar a la ligera.

Muertes adolescentes

Los padres necesitan estar al tanto que este importante descubrimiento puede explicar mucho de los comportamientos negativos que los adolescentes exhiben cuando pasan por la adolescencia. Si los padres pudieran entender lo que pasa dentro de sus cabezas, podrían aprender cómo ayudar a sus hijos. De acuerdo con el Instituto Nacional de la Salud Mental en Estados Unidos; “Las partes del cerebro responsables del control, los impulsos y los planes a futuro, (señales del comportamiento adulto) son los últimos en madurar”, las estadísticas muestran los siguientes:

  • Los índices de mortalidad se alzan en la más temprana adolescencia.
  • Los índices de muerte a causa de heridas
  • Las tasas de muerte por lesiones entre las edades de 15 a 19 son cerca de seis veces la de la tasa entre los 10 y 14.
  • Las tasas de criminalidad son más altas entre los hombres jóvenes y las tasas de abuso de alcohol son altos en relación con otras edades.

Comportamientos emocionales y adictivos en los preadolescentes

Los cambios en el cerebro también afectan la intensidad y urgencia de las emociones adolescentes. He visto este comportamiento más en mis hijas que en mi hijo. Los niños pasan por cambios hormonales que afectan el cerebro tanto como el estrés y el comportamiento social o sexual. Aprende y está atento a los cambios de comportamiento que podrían significar adicción. Un estudio de Harvard muestra que las conductas adictivas a las drogas y la nicotina lo más probable es que comiencen en la adolescencia.

¡Escoge lo que es correcto!

Mientras mi hijo pasaba a través de sus años de adolescencia, a menudo me preguntaba si él era capaz de tomar decisiones responsables. No estaba al tanto de ningún estudio de investigación o estadísticas, pero por suerte tomaba y toma las decisiones correctas la mayoría de las veces. En la escuela media, optó por no seguir a la multitud cuando sus amigos estaban intimidando a un niño con Síndrome de Down. Entonces optó por defender al niño, no porque sentía pena por él, sino porque era lo correcto. A veces optó por estudiar para los exámenes en lugar de jugar. A menudo, eligió su fe sobre lo que era popular. Incluso he sido testigo de su elección de retractarse de una discusión con su hermana menor, y luego ofrecer su consejo cuando se ha enfrentado a decisiones difíciles. Aunque, esto es una ocurrencia rara, pero una en la que yo le doy mucho apoyo.

lo entiendo

He leído que los científicos creen que el cerebro de un niño no está completamente desarrollado hasta que tienen 25 años de edad. Este hallazgo me ayuda a entender por qué mi hijo a partir del fuego no aprendió su lección como un adolescente joven. Más tarde, a los 19 años, él estaba quemando ramas de árboles por su abuela en su patio trasero y no estaba teniendo mucha suerte para prender el fuego, por lo que por segunda vez en su vida, la idea de usar la gasolina apareció en su cabeza. Esta vez no tuvo tanta suerte  y terminó con quemaduras de tercer grado en su brazo. Al fin aprendió con esta dura prueba, pero algo me dice que todavía no ha terminado de causar preocupaciones. Su cumpleaños número 25 está cerca. Para que quede constancia y solo en caso de que él lea esto, estoy muy orgullosa de él.

You may also like

Leave a comment