Las redes sociales ¿ nuevas adicciones de los Adolescentes ?

TSpost6-01

En el transcurso del siguiente mes estaremos analizando con más profundidad a las redes sociales y lo que éstas significan para su hijo adolescente. De la misma manera en que lo hemos discutido ya con anterioridad en nuestro blog llamado Teenology, los medios sociales han cambiado por completo la forma en que nuestros niños interactúan. Los jóvenes de hoy se comunican más en línea que en persona, lo cual representa tanto ventajas como desventajas. No obstante en las noticias escuchamos hablar de las desventajas como algo que sucede con más frecuencia.

Uno de los mayores retos para los adolescentes en las redes sociales es el concepto de Permanencia Social. Sin entender a cabalidad lo que esto significa, los adolescentes pueden actuar de manera imprudente cuando están en línea – es una de las razones principales por las que los expertos sugieren poner límites apropiados para los adolescentes ante el uso de las redes sociales.

16733093151_7b7be80d01_o

¿A qué se Refiere el Concepto de Permanencia Social?

El concepto de Permanencia Social es la idea de que algo que se haya publicado en una red de medios de comunicación social – o en cualquier otro lugar en línea – es poco probable que desaparezca en algún momento. Uno de los mejores ejemplos de esto se discutió en la CNN a principios de 2012, cuando hicieron el seguimiento de una historia que se escribió más de tres años atrás.

La versión corta es que el contenido que ellos habían pedido que se suprimiera de los servidores nunca se llevó a cabo– de hecho, era muy fácil tener acceso a la información literalmente por enlace directo, años después de que se hizo la petición inicial. Ahora bien, esto no es algo muy importante si nos refiriéramos a material que fuera simple o común – es decir, algo así como una foto de su vieja casa que usted decidió derrumbar porque ya no le gustaba.

Desafortunadamente, los adolescentes publican a menudo cosas que no son del todo simples o comunes. Ya bien que se trate de subir fotos de desnudos, publicar comentarios inapropiados, o compartir información que no tenían la intención de hacer; muchos tipos de contenido nunca desaparecerán realmente de sus cuentas.

Esto se torna aún peor cuando el contenido en cuestión fue deliberadamente esparcido por alguna persona que ejerce bullying o de algún otro agresor, en dicho caso hay muy poco que el adolescente pueda hacer para detener que terceras personas guarden copias y que los amenace regularmente con dicho material.

Un error en la adolescencia puede perseguir a una persona por el resto de su vida – esta es la realidad con la que los adolescentes de hoy en día tienen que enfrentarse ante los medios sociales y, a menos que no se trate de una legislación o una orden judicial directa o verdaderamente robusta, es poco probable que esto cambie en el corto plazo.

16733221122_d7e6493142_o

¿A qué se debe que Los Adolescentes la Pasan Mal ante Esto?

Si le preguntas a un adolescente promedio al respecto, es muy probable que te conteste con la menor preocupación y tranquilidad que entienden los peligros que representan las redes sociales y que no les preocupa el contenido de lo que están publicando – no obstante, tanto adolescentes como adultos ignoran indistintamente sus opciones de privacidad.

El problema es que, aun cuando los adolescentes entienden el concepto de que los medios de comunicación social pueden ser un peligro potencial, muy pocos creen que algo les pueda pasar a ellos. Pocos también consideran que sus publicaciones pueden ser un problema hasta que alguien los confronta ante esta posibilidad, y que ya es muy tarde para poder tener control sobre el daño. Sus cerebros, literalmente, no se han desarrollado del todo como para entender a cabalidad los riesgos que están tomando – y el impulso neurológico que tienen para buscar recompensas sólo refuerza las conductas de riesgo, porque todo lo que les hace sentir bien en el momento lo consideran deseable.

TSpost6-04

Todo esto sería bastante difícil para los adolescentes, pero también está el hecho de que la comunicación a través de medios sociales carece del matiz verbal que afecta a la forma en que normalmente percibimos las intenciones detrás de las palabras de alguien. Puede ser muy fácil malinterpretar un comentario. Y, debido a que la permanencia de los medios sociales no siempre se aplica a su contexto, siempre existe la posibilidad de que la gente pueda volver a un comentario en un futuro y entenderlo de una manera totalmente equivocada.

Por estas razones, no son siempre los comentarios mal intencionados los que vuelven para incomodar a las personas; incluso cosas que pudieron ser escritas en broma, pueden tener un impacto negativo en un futuro.

16527026447_a2074dfbda_o

¿Qué Puede Hacer Usted Para Ayudar a Su Adolescente?

El primer paso es darse cuenta que usted no puede simplemente esperar a que su hijo haga lo correcto. Incluso los adolescentes mejor educados están bajo mucha presión por parte de la escuela, por sus compañeros, así como por sus propios cuerpos. Ellos biológicamente carecen del control de sus impulsos para poder evitar decir algo que más tarde podrían lamentar, o terminar publicando algo que suena mucho peor si se toma fuera de contexto. La mayoría de los adolescentes publicará cosas sin preocuparse de cómo les podría afectar más adelante en sus vidas.

Para ayudar a su hijo a ser más consciente de las consecuencias que implica la permanencia en los medios de comunicación social, usted podría ayudarle si le enseña algunas lecciones clave, así como crear reglas tales como:

16708403096_5d886f210f_o

Siempre piensa dos veces antes de publicar algo.

o   En el caso de los adolescentes más jóvenes, usted podría incluso pedirles que le muestren lo que escribieron antes de que le den clic a ese botón de “publicar”.  Esto reforzará la idea de que otras personas verán las cosas que ellos escriben. Es algo que ellos no querrían que usted viera y probablemente no sea apropiado para ir en línea.

o   Al compartir fotos, tienen que ser aún más cuidadosos, sobre todo si están pensando en enviar fotos “privadas”. Explíqueles que no sólo deben pensar “es esto algo que yo quiero que mis padres/abuelos vean”, sino que piensen: ¿esto es algo que me gustaría que CUALQUIERA viera, además de la persona a la que se lo estoy enviando? 17% de los sexters comparten los mensajes que reciben con alguien más, es decir, su mensaje privado podría no ser tan privado.

16527026307_4a41de6c59_o

“Dígale esto, no eso.”

o   Cada momento es un momento de enseñanza para su hijo. Cuando se trata de medios de comunicación social, una de las cosas más importantes que tendrán que aprender es que sólo porque a pesar de que no están hablando con la gente en persona, o que sean anónimas, no significa que sus palabras no tendrán un impacto fuerte.

o   Déjele claro a su hijo que debe tratar a la gente con la que se comunica en línea con el mismo respeto y consideración con la que lo haría en persona. No deberían decir cosas hirientes “a espaldas de las personas”, o compartir la información que no sea de ellos.

16734298145_f679f1ed94_o

Mantenga fuertes restricciones en:

o   Las Apps. Como padre, es importante que usted sepa qué aplicaciones están por ahí que su hijo podría estar utilizando. Aplicaciones como Ask.fm y Kik Messenger son conocidos por ser ambientes peligrosos para los niños y para los adolescentes en las cuales hay muchos líderes mundiales que desalientan activamente a los padres para dejar que los niños utilicen estas aplicaciones.

o   La configuración de privacidad. La mayoría de los adultos sienten que los adolescentes de hoy en día no se preocupan por su privacidad, pero esto no es del todo cierto. Los adolescentes valoran su privacidad, pero por lo general lo quieren de usted, no de sus compañeros. Para ayudar a entender el valor de la configuración de privacidad, entre a cada una de las cuentas de las redes sociales con ellos, para que sepan qué opciones están disponibles, y que usted sepa cómo puede protegerlos.

o   Los Amigos. Esta es una de las mejores maneras de asegurar que la información, los mensajes de su hijo, o las fotos no se compartan y envíen por la web de manera permanente y que pueda estar a disposición de cualquier persona que quiera encontrarla. Si su hijo no conoce a alguna persona en la vida real, entonces no debe estar en su lista de amigos.

Como usted puede darse cuenta, la permanencia social es un problema real en esta sociedad, pero dicha situación puede ser superada. A medida que su hijo crece y que madura, llegará a entender el verdadero significado de lo que ahora publica. Enseñándoles estas lecciones a buen tiempo, podrá evitar que tengan que aprender estas lecciones de la manera difícil.

En la siguiente parte de esta serie, vamos a echar un vistazo más de cerca a las redes sociales en sí mismas, así como la manera en que los adolescentes las están usando con objeto de ser parte de un mundo que es cada vez más amplio. Regrese pronto a medida que continuemos con nuestro análisis a profundidad con respecto a los adolescentes y a los medios de comunicación social.

You may also like

Leave a comment