La clase de música que escuchan los adolescentes y sus posibles problemas

TSpost8-02

Sabemos que la mayoría de los adolescentes posee o tiene acceso a un Smartphone y que obviamente, lo utiliza con mucha frecuencia.  No obstante, más allá de utilizarlos para interactuar en los medios sociales o en el internet, uno de los usos más populares de estos dispositivos es escuchar música. De hecho, un adolescente promedio escucha alrededor de 2,5 horas de música todos los días.

Las generaciones anteriores tenían que depender de los caprichos de los DJs de la radio para obtener su dosis de música, o bien, comprar CDs o vinilos físicos para construir su colección de música, pero con los smartphones, los adolescentes de hoy tienen acceso a miles de millones de canciones directamente cuando traen su Smartphone en el bolsillo.

Con esto en consideración, tenemos que preguntarnos: ¿la música será algo en lo que deberíamos estar lo suficientemente preocupados como para tener que monitorearlo?

El Problema Con Letras De Las Canciones

Que las letras de las canciones sean inapropiadas, no es un tema de discusión nada nuevo. Desde el surgimiento de la música popular, todas las generaciones mayores han criticado a la nueva ola de la música como “no apta” para los oyentes jóvenes. Pero aun cuando en repetidas ocasiones estas letras inapropiadas se trataban de la auto-expresión o bien de transmitir un mensaje, las letras de las canciones de hoy parecen glorificar un estilo de vida poco saludable.

Casi una de cada tres canciones populares contiene referencias explícitas al uso de drogas o de alcohol. La música es una poderosa influencia en nuestros adolescentes, lo cual hace de ésta una estadística alarmante. Eso no es todo: también se puede tener un impacto negativo en los niños y jóvenes fácilmente impresionables cuando en las canciones se hace referencias a cometer autolesiones o bien a tener sexo.

Cuando las letras de las canciones son inapropiadas se puede afectar el estado mental de nuestros hijos. Pero ¿qué pasa con su salud física?

El Problema Con El Volumen

¿Sabía usted que el volumen de la música es un problema? La Organización Mundial de la Salud estima que más de mil millones de jóvenes están en riesgo de pérdida permanente de audición debido a los altos volúmenes con los que escuchan la música en sus dispositivos de entretenimiento personal.

Así es – mil millones. En el sentido práctico, eso es toda una generación de la humanidad para quienes podría llegarles a ser duro poder escuchar bien; y un problema de esa magnitud requeriría en respuesta una reestructuración completa de nuestra sociedad.

Afortunadamente, la mayoría de los adolescentes probablemente no van a llevar el asunto de escuchar música tan lejos, sin embargo, que tengan el volumen demasiado alto es una amenaza muy real para su salud.

TSpost8-03

Limite Manualmente El Volumen

Paso uno: Lleve a su hijo con su Smartphone hacia una habitación donde no haya ruido: lo que usted intentará es evitar el ruido del ambiente tanto como sea posible. Haga esto solo después de que evite el sonido durante un corto tiempo. Esto ayudará a que sus oídos se adapten a la tranquilidad y a que mejore la precisión para establecer el límite de volumen.

Paso dos: Pídale a su hijo que ingrese a su configuración y que busque el ajuste de “límite de volumen máximo”. Éste podría aparecer con diferentes nombres, pero la mayoría de los sistemas operativos en los smartphones tienen esta función. Ajuste este control hasta el nivel con el que usted se sienta más cómodo.

Paso tres: Pruebe la configuración haciendo que su adolescente escuche la música en diferentes situaciones.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que sus esfuerzos para protegerlos tendrán sentido a menos que su hijo esté de acuerdo con estos límites, – Cambiar los ajustes máximos de volumen es fácil.

Es por eso que le recomendamos que hable con su hijo sobre lo que significa la pérdida de audición; una vez que entienda que escuchar música con el volumen demasiado alto podría realmente evitar que disfruten de ella en el futuro, le ayudará a que estén más dispuestos a aceptar sus límites.

Restringir Canciones De Contenido Inapropiado

Primer paso: Establecer una regla en su Contrato Sobre el Uso Del Smartphone. Desde el principio, de ser posible, sino como una nueva adición, en caso de que sea necesario. Esta regla debe especificar que usted necesita aprobar todas las descargas de música que hagan antes de que las descarguen.

Usted tendrá que decidir por sí mismo las reglas de cómo ver vídeos de música dentro de todo esto. La mayoría de los adolescentes estarán muy reacios a pedir permiso antes de poder ver cada video que quieran, y puede que sea mejor que puedan ver contenidos libremente. Sin embargo, haga un monitoreo para asegurarse de que su hijo está respetando las restricciones que usted le dio.

Paso Dos: Si le es posible, comparta un ID de Apple – o cualquier tipo de cuenta que utilice para ese dispositivo. Si usted no puede hacer eso, debe por lo menos tener la contraseña de su cuenta – que de cualquier modo usted necesitará, ya que esto hará del uso de TeenSafe algo significativamente más fácil.

Paso tres: Una vez que tenga acceso a la cuenta, usted puede revisar de manera regular y constante las canciones que hayan descargado para asegurarse de que sólo están escuchando el contenido usted les ha aprobado. También puede utilizar TeenSafe para monitorear otros métodos que se utilizan para escuchar música – tales como videos en YouTube – y asegurarse de que no estén haciendo cosas a sus espaldas para acceder a contenidos que no deberían.

You may also like

Leave a comment