La adicciones al smartphone signos y soluciones para los Padres

¿Su Hijo Adolescente Es Adicto al Smartphone? Signos y Soluciones Para los Padres

shutterstock_198103991

¿Cuánto Tiempo Puede Pasar Usted Sin Revisar su Smartphone? ¿Qué Hay de su Hijo?

En un día cualquiera se dará usted cuenta de la gente se la puede pasar totalmente absorta con sus teléfonos y perderse el mundo que les rodea. Si usted tiene hijos adolescentes es probable que sea testigo de este fenómeno como algo que sucede a diario. Puede haber ocasiones en que dicho comportamiento le haga cuestionarse si su hijo es en verdad un adicto a al Smartphone.

Las primeras imágenes que a menudo vienen a la mente cuando la gente piensa sobre el fenómeno de la adicción son el alcoholismo y la drogadicción, pero no: son los Smartphones. Sin embargo, las personas se pueden hacer fácilmente adictas a una gran variedad de estimulantes que van más allá de sustancias ilegales. Poner nuestros ojos en el tema de la adicción a los Smartphones nos ayudará a atacar este serio fenómeno al que nuestra sociedad se está enfrentando.

¿Qué es la Adicción al Smartphone?  

Recientemente ha habido muchísima investigación en relación con la electrónica y el impacto que tiene sobre nuestra actividad cerebral. Mucha gente ve la adicción al Smartphone como una broma, pero es un problema que en realidad muchas personas padecen. Los científicos también afirman que puede haber una variación genética que permite a algunas personas ser propensos a este tipo de adicciones.

Científicamente, la adicción al Smartphone se conoce como nomophobia. En esencia, se reduce al miedo a estar sin su teléfono. La adicción al Smartphone a menudo se le relaciona con el llamado “Trastorno por Consumo de Internet” o “TCI”. La Asociación Americana de Psiquiatría afirma que una persona que sufre de “TCI” experimentará ‘preocupación’ con Internet” y sufriría del síndrome de abstinencia si se le retira de la misma. Los Smartphones permiten el acceso móvil continuo, lo que hace que las personas desarrollen una adicción por navegar en Internet.

Las personas con TCI tienen cambios en sus cerebros que pueden ser medibles. Las conexiones entre las células y las regiones que “controlan la atención, las funciones motoras y el procesamiento de las emociones” se ven afectados. Estos cambios reflejan lo que sucede en las conexiones cerebrales de personas que son adictas a sustancias químicas como la cocaína.

Otros estudios han medido los cambios en la forma en cómo “funciona la dopamina del cerebro”. La dopamina es una sustancia que nuestro cuerpo produce, misma que se encarga de “permitirnos experimentar el placer y la recompensa”. Los investigadores están empezando a notar una correlación entre las personas que sufren de trastornos por el uso de la Internet. Los adictos pueden tener menos receptores de dopamina en las partes de su cerebro o bien, que sus funciones de dopamina puedan verse afectadas.

Comportamientos Típicos de un Adolescente con Smartphone

Tanto adultos como adolescentes disfrutan de sus teléfonos celulares por igual, creando con esto una epidemia de amigos y familias distraídos. Los adolescentes confían en sus dispositivos para la mayoría de formas que tienen para comunicarse, así como en las actualizaciones que publican sus amigos. Esta generación no ha conocido un mundo sin un teléfono celular.

Toman sus teléfonos para comprobar desde pronósticos meteorológicos, noticias, cuentas bancarias, horarios de conciertos, tareas, entre otras y usan las redes sociales o aplicaciones de Internet en sus Smartphones para ello. Es probable que su hijo se pase horas y horas enviando mensajes de texto o revisando lo que su pantalla le ofrece, pero eso no significa necesariamente que su hijo es un adicto al Smartphone.

De acuerdo con el Proyecto de Investigación de Internet del Pew, más del 90% de los estadounidenses posee un teléfono celular en la que un enorme 58% de ellos son propietarios de un Smartphones. Si esos números no son alarmantes, considere lo que la investigación Pew nos muestra:

“El 67% de los propietarios de teléfonos lo revisa para leer sus mensajes, ver las alertas o hacer llamadas – incluso cuando no se dan cuenta de que el teléfono está sonando o vibrando.”

“El 44% de los propietarios de teléfonos dice haber dormido con su teléfono al lado de su cama porque querían asegurarse de no perder ninguna llamada, mensaje de texto u otras actualización durante la noche.”

“El 29% de los propietarios de teléfonos describen su teléfono celular como ‘algo con lo que no podrían imaginar una vida sin ello.”

James Roberts, profesor de Hankamer School of Business de la Universidad de Baylor, quien llevara a cabo un estudio sobre 164 estudiantes universitarios y la relación que tienen con sus teléfonos celulares, declaró: “Los teléfonos celulares se han convertido en algo inextricablemente entretejido en nuestras vidas cotidianas – un conductor casi invisible de la vida moderna”

Él continuó diciendo, “Nos corresponde a los investigadores identificar el punto ‘crucial’ donde el uso de teléfonos celulares cruza la línea de ser una herramienta útil a ser algo que esclaviza tanto a los usuarios como a la sociedad por igual.”

Señales de Advertencia que Indican que Su Adolescente Tiene un Problema

“Las tecnologías informáticas pueden ser adictivas, porque son” psicoactivas “, es decir, que alteran el estado de ánimo y, a menudo, desencadenan sentimientos agradables”, señaló David Greenfield, psicólogo y autor de ‘Adicción Virtual: Ayuda para Netheads, Ciber Freaks y aquellos a quienes los aman’.

Los Smartphones nos ofrecen la posibilidad de alimentar sentimientos agradables al recompensarnos con actualizaciones constantes en cualquier momento o en cualquier lugar. Si un adolescente está realmente sufriendo de adicción por el Smartphone, similar a otras adicciones, van a empezar a desarrollar una tentación incontrolada por revisar y enviar mensajes de textos, así como a acceder a las aplicaciones de ritmo rápido en sus Smartphones.

Ansiedad, noches sin descanso y que se centre en conseguir el próximo “fix” son síntomas comunes de la adicción. Un adolescente adicto va a sentir tentación por tener más interacción con su Smartphone para lograr la misma emoción o el mismo “high”. Algunos comportamientos pueden indicar cuando la fascinación que puedan tener los adolescentes por su Smartphone ha ido más allá de lo que sería un uso recreativo y que se haya llegado a la condición de adicción.

A continuación se mencionan las señales de advertencia que usted debe observar si sospecha que su hijo es adicto al Smartphone:

o   que se retiren de una manera incómoda cuando no se les permite usar su Smartphone

o   pérdida de peso

o   insomnio

o   ansiedad

o   sentimientos de “vibraciones fantasma”

o   aislamiento de amigos y familiares

Soluciones Para Abordar el Problema de la Adicción al Smartphone

shutterstock_227868007

En nuestra era digital, es casi imposible evitar el uso de la Internet o de las aplicaciones en un Smartphone. Mucha gente compara la adicción al Smartphone a la adicción por la comida, porque la gente necesita comer para sobrevivir y muchas personas necesitan la tecnología para funcionar en el mundo moderno. Muchas aulas, empleos, empresas de servicios públicos y grupos sociales se basan en la tecnología y en el acceso a Internet. Es un hecho: La tecnología nos rodea.

Es difícil romper el ciclo de la adicción, cuando se necesita el estimulante para sobrevivir. Si su hijo exhibe comportamientos y señales atípicos que le adviertan de ser un adicto al Smartphone, tendrá que explorar soluciones para ayudar a disminuir la aprehensión que su adolescente tenga con la tecnología.

Muchos adictos en recuperación, así como los profesionales en el área admiten que el primer paso para resolver un problema es admitir que se es adicto. Ahora que el problema ha sido definido, usted puede buscar maneras de manejar la adicción. Encuentre técnicas que puedan ayudar a reducir la vulnerabilidad del adolescente ante la rápida embestida de híper-conectividad que los Smartphones ofrecen.

Aquí algunas sugerencias para ayudar a su hijo, si es un adicto al Smartphone:

o   Crear zonas ” no telefónicas”. Pídale que deposite su Smartphone a un lado de la puerta o en alguna estación de carga de energía para limitar su uso mientras esté en casa. Puede considerar permitir el uso de móviles en las zonas comunes, pero prohibirlos en las habitaciones, baños, u otras áreas privadas.

o   Recuperar cenas familiares. Pida a todos los miembros de su familia silenciar sus teléfonos durante las comidas. Hable con los demás y disfrute de la camaradería de la familia durante la cena. Tomar pequeños descansos de los teléfonos celulares puede ayudar a frenar las adicciones.

o   Designe ciertos períodos del día para que se pueda acceder a los medios de comunicación social o de texto. Si su hijo es un adicto al Smartphone, es probable que ofrezca resistencia al limitar su uso. Establezca como regla de la casa una hora en la que se pueda tener acceso. Un ejemplo es permitirle a su hijo que use su Smartphone de las de 4:00 a las 7:00 o apagarlo a las 9:00 todas las noches.

o   Prohíba el uso de móviles al conducir o caminar. La seguridad ante todo.

o   Supervise la actividad del teléfono celular de un adolescente. Sea sincero y dígale a su hijo que usted estará supervisando su uso y hacerlo responsable por el tiempo que pasa en línea.

o   Busque terapia cognitivo-conductual. Las adicciones son difíciles de superar, sobre todo cuando el estimulante rodea a la persona en su día a día. Los consejeros profesionales y terapeutas pueden apoyar a los adictos a superar las tentaciones sin crear tensión familiar con ello.

Las Adicciones No Son Cosa de Risa

La próxima vez que una alarma del teléfono le avise sobre un mensaje entrante, considere la cantidad de tiempo que pasa usted en el teléfono todos los días. Usted está modelando el comportamiento que su hijo va a imitar o a darse cuenta. Puede ser que las adicciones al Smartphone parezcan triviales y superficiales, sin embargo un adolescente que sea adicto al Smartphone podría sufrir graves consecuencias si la adicción no se aborda.

You may also like

Leave a comment