Hackear Whatsapp y Otras Maneras de Saber si Tu Hijo Está Siendo Matoneado

si tu hijo esta sufiendo de bullying

Todo comenzó con un tomate, un tomate podrido descubierto en una zanja del campo de fútbol.

Los chicos del 6to grado encontraron el vegetal en descomposición cuando iban camino a su práctica de fútbol, de inmediato esto se convirtió en una herramienta de bullying. Esa tarde mi hijo y otro niño tenían restos de tomate sobre sus caras, orejas y cabello, la siguiente práctica también fueron atacados con los jugosas bombas rojas de nuevo.

En tan solo días, mi hijo se quedaba despierto hasta tarde con dolores de estómago y lágrimas. Al principio se atenía a la historia de que le dolía el estómago y se sentía muy mal como para ir a la escuela. Durante las mañanas me vi forzada a pararlo de la cama y obligarlo a salir de la casa y tomar el bus.

Además, mi hijo estaba gastando mucho dinero en sus almuerzos del colegio, tuve que revisar su cuenta y le pregunté por qué tenía que tomarse 3 merengadas o 2 emparedados en un mismo almuerzo, resulta que los mismo chicos que le tiraron el tomate, también ponían sal en su bebida para hacerla imposible de consumir o le quitaban su almuerzo.

Empecé a notar que mi hijo era el blanco de las bromas frecuentemente y que las consecuencias negativas se iban incrementando. En ese momento tuve que atar cabos para saber que mi hijo era una víctima de bullying, al principio pensé que solo era un problema de niños. Seguramente jugaban y se divertían, sin embargo me preocupan otros síntomas que me hacían creer que mi hijo estaba siendo intimidado.

Los niños exhiben señales frecuentemente de que están siendo víctimas de bullying en el colegio pero es difícil llegar a la raíz del problema

Aquí abajo les presentamos una lista de los síntomas que pueden mostrar los niños cuando sufren de bullying.

  • Escuchas demasiados comentarios negativos acerca de tu hijo
  • Notas que se enferman justo cuando tienen que ir a la escuela
  • Se le pierden objetos o no encuentran sus pertenencias
  • Llevan demasiada ropa aun cuando no hace frío
  • No tienen muchos amigos o notas que dejan de hablar de ellos
  • Evitan reuniones sociales, campamentos, u otras actividades con otras personas

Necesitaba tener pruebas y detalles para poder decidir si estos actos eran considerados como bullying o solo se trataba de chicos haciendose bromas. Tenía el fuerte presentimiento de que mi hijo era una víctima, pero no estaba segura. Sé que los niños toman decisiones tontas y se hacen bromas entre sí, por lo que no quería que un tonto juego se convirtiera en un problema y que mis acusaciones en el colegio se convirtieran en los gritos de pedro cuando anunciaba que venía el lobo.

Como padre te recomiendo que revises por cualquier detalle que pueda revelar que tu hijo está siendo intimidado. No esperes hasta que tu hijo haya sufrido por semanas o meses. Una de las cosas de las que más me arrepiento fue que no profundicé en el problema desde antes.

Aquí hay 8 estrategias que pueden ayudarte a identificar si tu hijo está siendo víctima de bullying

escucha y habla con tu hijo

Establece conversaciones con tu hijo y motivalos a abrirse contigo y contarte su día a día. Trata de obtener detalles específicos y presta atención a las palabras que tu hijo utiliza para describir su día. ¿Utiliza eufemismos como “drama” o “molestar”? La elección de palabras y su punto de vista en los problemas sensibles como el bullying puede ofrecerte una mejor perspectiva de lo que realmente está pasando.

escrible o llama al colegio

Ten una conversación con sus profesores y pregúntales acerca de la situación que te preocupe. Es posible que tu hijo no esté contando la historia completa o realmente a serios problemas desarrollándose. Ten en cuenta que las víctimas frecuentemente manipulan los escenarios para proteger a su intimidador, tratando de prevenir futuros ataques. De cualquier manera la escuela ahora estará más vigilante.

implementa el arresto domiciliario

Este término lo usa un amigo cuyo hijo había estado siendo atormentado y casi ahogado por su intimidador en la piscina. Tiene ahora una política estricta de que su hijo debe permanecer dentro de su rango de visión y no puede caminar por ahí solo. Cuando el juez dictaminó una orden de restricción al intimidador, el niño pudo tener un poco más de libertad, sin embargo aún se mantienen muy cerca de su hijo.

observa a tu hijo

Imagina que eres un científico y observa a tu hijo en su ambiente. Llega temprano a la escuela para buscarlo pero mantén la distancia, de modo que puedas observar las interacciones que tiene tu hijo con el resto de los niños, pues cuando están frente a sus padres los niños tienden a ser engañosos, pero si creen que ningún adulto los vigila actúan naturalmente. Así que pretende ignorarlo pero está pendiente de los síntomas del bullying.

haz preguntas abiertas

Comienza conversaciones con sus amigos y ten una valiosa información interna para saber lo que realmente está ocurriendo. Los amigos pueden estar más abiertos a compartir información y detalles desde sus puntos de vista sobre lo que está ocurriendo. Trata de evitar las acusaciones y las llamadas negativas, escucha y trata de juntar las piezas del rompecabezas.

hay una aplicacion para eso

Desafortunadamente no existen lugares donde refugiar a nuestros hijos. Las redes sociales se han convertido en el vehículo del cyberbullying. Un niño que está siendo intimidado ahora puede ver post negativos y comentarios en su contra desde su propia casa o desde cualquier lugar con tan solo tener acceso a internet. Toma ventaja de las aplicaciones que permiten que los padres puedan monitorear a sus hijos.

adquiere evidencia

Si sospechas que tu hijo está siendo víctima de bullying, menciona casualmente que sus hijos deberían grabar el incidente. Ayuda a tus hijos a obtener pruebas de forma discreta, de esta forma estarás al tanto y escucharas exactamente lo que se ha dicho y tendrás evidencia necesaria para interferir e ir con las autoridades correspondientes.

busca los problemas entre lineas

Si tu hijo está siendo intimidado por su peso o su mala higiene promueve los hábitos saludables para controlar estos problemas. Apóyalo para que comience una rutina de ejercicios junto a la familia y revisa su higiene todos los días. Pero sé precavido acerca de cambiar a tu hijo para que encaje porque siempre habrá haters. Los niños deben aceptar su individualidad y sus talentos, por eso es muy positivo inscribirlo en cursos o clubs para que conozcan personas con sus mismas habilidades y gustos.

Los actos simples como tirar un tomate o los sobre nombres pueden tener consecuencias devastadoras en el desarrollo de los niños y su concepto de sí mismos. Ningún niño debería sentirse estresado por ir a la escuela o participar en actividades extra escolares. Es aterrador considerar que tu hijo está siendo intimidado pero es importante saber lo que realmente está sucediendo en la vida de tu hijo.

Un padre necesita estar pendiente y notar los comportamientos que sus hijos exhiben de modo que puedan estar encima de la situación. Examina todos los hechos y testimonios para tener una perspectiva global de lo que ocurre y determinar si hay una situación de bullying, de ese modo podrás actuar en consecuencia e intervenir si es necesario para prevenir futuras consecuencias.

You may also like

Leave a comment