¿Esta bien espiar y localizar el iPhone de mi hijo?

TSpost6-50

Jailbreaking– es el proceso de quitar las restricciones en los dispositivos electrónicos que no le permiten hacer ciertas cosas; es un requerimiento que casi todos los softwares de monitoreo necesitan para instalarse en un iPhone. Por desgracia, esto implica muchas desventajas, las cuales incluyen que el teléfono se colapse con más frecuencia, que presente problemas para actualizarse e (irónicamente) pone en riesgo la seguridad.

Cuando se trata de supervisar el teléfono de sus adolescentes, todos quisiéramos tener la tranquilidad de que los dispositivos de nuestros hijos están funcionando de manera adecuada, pero que al mismo tiempo le den el acceso que USTED necesita. A continuación le presentamos algunas formas para que usted pueda monitorear un iPhone sin las incómodas molestias que representa el Jailbreak:

Obtenga las contraseñas de su hijo

La manera más fácil de tener acceso a la información de su hijo es ir directo a su cuenta, y eso significa conseguir las siguientes contraseñas:

o   El código de desbloqueo (el código numérico de 4 dígitos que bloquea el teléfono de su hijo)

o   El ID de iCloud (esta cuenta le informa sobre lo que se está descargando)

o   Las contraseñas de los diferentes medios sociales (de tal forma que usted pueda ver su actividad y asegurarse de que están utilizando los ajustes de seguridad correctos)

Por supuesto, muchos adolescentes son muy reacios a compartir sus contraseñas. Si es posible, se debe llegar a un acuerdo con su hijo, incluso antes de comprarles un Smartphone. Para ello la discusión que debería establecer con ellos debe tocar los siguientes puntos:

o   Usted es quien paga tanto por el Smartphone como por el tipo de plan en el que funciona.  Haga hincapié en lo caro que es un Smartphone y señálele que usted no se va a gastar ese dinero a menos que ellos sean lo suficientemente maduros como para demostrar que merecen su confianza.

o   Una vez que su hijo ha reconocido verbalmente lo anterior (haga que lo diga, no se conforme solo una inclinación de cabeza y que emita un gruñido), explíquele que el hecho de que usted tenga sus contraseñas es una de las condiciones que le está poniendo sobre la mesa. Si él no le da las contraseñas, entonces no obtendrá el teléfono.

o   Ahora que usted ya haya conectado ese hit, será el momento de que le ofrezca una recompensa. Explíquele que usted le permitirá que cambie las contraseñas de sus cuentas, probablemente una a la vez, conforme usted considere que se merecen tener el control total otra vez. Ellos pueden demostrar su responsabilidad siguiendo todas las reglas para usar el teléfono, evitando contenidos que no deberían estar viendo, y así sucesivamente.

TSpost6-51

Revise Periódicamente El Teléfono

Tener acceso al teléfono de un adolescente no significaría nada si no lo hace de manera continua. Para comenzar, los adolescentes más jóvenes no deberían tener el teléfono en todo momento; nuestros jóvenes “nativos digitales” pasan hasta 7 horas y media al día en los medios de comunicación digital, en un día promedio, y pueden ser propensos a desarrollar una adicción tanto a los medios de comunicación como a los Smartphones en sí. Separarlos físicamente del dispositivo es una excelente manera de evitar que esto suceda.

Trate de incluir alguna lista de momentos en los que no se les permita utilizar su teléfono tales como: cuando hacen la tarea, mientras comen, o cualquier otro momento después de las 9 de la noche; con esto suele ser suficiente. Considere agregar una regla en la que deban entregar físicamente su teléfono después de una hora específica. Esto también asegura que su hijo no esté utilizando su teléfono cuando debería estar durmiendo; una preocupación que resulta muy crítica, dado que sólo uno de cada tres adolescentes estadounidenses se está acercando a dormir la cantidad de sueño que se debe.

Si le menciona que tal vez sus amigos le pueden llamar, simplemente explíquele que debería decirles a sus amigos que no va a estar disponible después de esa hora que usted ha establecido para que le entreguen el teléfono.

Utilice Un Servicio De Monitoreo Que No Requiera Jailbreak

Como lo mencionamos anteriormente, la mayoría de los servicios de monitoreo para el iPhone requieren hacer Jailbreak al teléfono, pero el Jailbreaking tiene una serie de problemas con las que la mayoría de los padres no quieren tratar y que son tanto problemas prácticos, como preocupaciones éticas y legales. Así que, ¿cómo monitorear de manera remota un iPhone sin tener que hacerle Jailbreaking?

TeenSafe es la solución más simple: es una suite muy sencilla que funciona como software de monitoreo que no requiere que usted utilice un Jailbreak en el Smartphone, que anule la garantía, o que empiece a hacer cosas que usted no esté seguro que más adelante pueda arreglar.

Sin embargo, lo más importante es que TeenSafe le permite utilizar esas características que cuando se tiene acceso normal (como tener las contraseñas) no le permitiría a usted ver.  Lo más común, por ejemplo, es que esos mensajes de texto que fueron borrados generalmente ocultan las piezas de información más importantes… y siempre vale la pena tener una manera de ver lo que su adolescente ha estado hablando fehacientemente con los demás.

Si usted todavía no es usuario de TeenSafe, podría visitar nuestra página en este momento para tener acceso a una prueba gratis durante una semana y que empiece a monitorear a su adolescente de una manera segura, fácil y confiable.

 

You may also like

Leave a comment