Espiar facebook conversaciones,mantiene alejado al adolecente de las drogas

TSpost8-08

Un periódico en Ohio informó recientemente que la policía en ese lugar considera que los smartphones son la herramienta “más utilizada” en el tráfico de drogas dentro de los adolescentes. Los Dealers utilizan teléfonos “quemables”, desechables, e imposibles de rastrear, lo cual les permite cambiar con mucha facilidad los números – pero el quemable de reemplazo está siempre a sólo 10 dígitos lejos de los Smartphones que portan sus clientes adolescentes.

Al mismo tiempo, otro medio de comunicación informó que la policía está observando una tendencia en la que los adolescentes utilizan Instagram y otros sitios de medios sociales para comprar y vender drogas. En estos casos, los compradores adolescentes que saben al respecto utilizan hashtags — los cuales prácticamente cambian a diario— para notificar a los traficantes que están en busca de comprar, y así, el dealer responde con una imagen del producto y su respectivo precio.

Hace una generación, un adolescente que tuviera un beeper enviaba banderas rojas obvias. Hoy en día, la principal herramienta de comercio para el dealer es un teléfono celular, el cual no destaca en absoluto. La buena noticia para los padres es que si un adolescente está hablando de, usando o vendiendo drogas, es casi seguro que está dejando rastros en su Smartphone, y esto es otra razón para que los padres asuman la responsabilidad de monitorear tanto la actividad que tienen sus hijos en línea, así como la mensajería que intercambian.

La Gente Resiste La Tentación Cuando Sabe Que Están Siendo Monitoreados

El Difunto Juez de la Corte Suprema de Justicia, Louis D. Brandeis , quien vivía en una era de corrupción política sin igual, es famoso por decir “la luz del sol es el mejor desinfectante”. Esta metáfora la hacía en referencia a los políticos sucios. Brandeis creía que entre más que se les permitía actuar en secreto, más propensos eran a convertirse en corruptos. Pero si las leyes fueron escritas, entonces que arrojen la luz sobre sus acciones; Brandeis estaba seguro que, si desde un principio, los políticos supieran que sus relaciones estaban siendo vigiladas serían mucho menos propensos a tener un mal comportamiento.

Lo mismo ocurre con los adolescentes y sus smartphones.

Un estudio reciente encontró que los adolescentes que saben que están siendo monitoreados ​​son más propensos a tomar decisiones más seguras. En pocas palabras, el acto de vigilancia hace que sea muy probable que no habrá nada que supervisar. Cuando un narcotraficante intenta atraer a un adolescente a través de su teléfono, cualquier tentación que el adolescente puede sentir será compensada por el conocimiento de que mamá y papá podrían estar leyendo exactamente el mismo mensaje al mismo tiempo.

Hay Que Monitorear Las Aplicaciones Y Los Sitios Sociales Cuando El Peligro De Verdad Acecha

Es un buen comienzo monitorear la aplicación de mensajería predeterminada que trae el teléfono de su hijo, pero muchas conversaciones inocuas que comienzan en alguno de los medios sociales se llevan a plataformas tales como WhatsApp y/o Kik que es en donde dejan de ser inofensivas.

Así mismo, los dealers de la escuela de su hijo están utilizando los medios sociales para hacer publicidad y ofrecer drogas. Monitorear a los amigos de su hijo en Instagram, sus mensajes, y, quizás lo más importante, la manera en la que utiliza los hashtags, es la clave para poder leer entre líneas en los medios sociales.

El Historial De Exploración De Internet Revela Los Intereses — Incluyendo El Interés Por Las Drogas

Echar un vistazo al historial de navegación en línea de su hijo puede revelar que esté en busca de información sobre drogas. Pero si lo hace, no se preocupe. Está interesado, es curioso y está buscando información que puede que no haya encontrado en casa. Si al monitorearlo usted encuentra que su hijo ha buscado información sobre los peligros que representa la cocaína, no significa que su hijo esté utilizando drogas en absoluto. Puede que esté preocupado por algún amigo que las está utilizando, o que esté considerando experimentarlas. Es posible que quiera hablar de ello, pero al mismo tiempo, no quiere meter a nadie en problemas. Esta es la oportunidad perfecta para abordarlo y hablar con él acerca de sus actitudes hacia las drogas o las experiencias de sus amigos.

Y ya bien que se trate de bullying en línea, sexting o consumo de drogas, la herramienta más importante que un padre tiene en su arsenal es la comunicación. El Monitoreo funciona, pero funciona mucho mejor cuando se combina con el diálogo. De hecho, las investigaciones muestran que los adolescentes son hasta un 50 por ciento más propensos a resistir el consumo de drogas si se les advierte constantemente en el hogar sobre los peligros. Hable con sus hijos, dígales que los va a monitorear y dígales por qué lo hace. Cuando reaccionen de manera negativa y asuman que esto se debe a que usted no confía en ellos, asegurarles que no es de ellos en quien no confía, sino en el mundo que les rodea, el cual siempre está a sólo un mensaje de texto de distancia.

You may also like

Leave a comment