El Cyberbullying, guía para padres sobre seguridad tecnológica

¿Están nuestros niños seguros con tecnología de hoy en día? Cada vez los adolescentes están más conectados, atrás quedaron los días de encontrarse en el parque de hablar cara a cara, o de ir a comprar algo a la tienda en grupo; hoy todo se hace de forma digital, en la era de la tecnología.

Esto trae obviamente grandes facilidades, pero también grandes peligros a los que nuestros niños se enfrentan día a día. La tecnología puede ser nuestra amiga, y a veces, nuestra peor enemiga.

Algunos de los retos y peligros que enfrentan los adolescentes van desde cyberbullying hasta sexting, entre otras cosas que se pueden encontrar en la red, donde muchas veces sin vigilancia, pueden sin querer meterse en un problema más grande. Algunos peligros:

    • Cyberbullying: incluso el acoso y el bullying físico se ha transportado a la era digital. Se reporta que la mitad de los adolescentes han sido víctimas de bullying por internet, y la mitad también ha incurrido en esta práctica.
    • Sexting: esta práctica consiste en compartir y enviar mensajes con un tono sugerentemente sexual, ya sea solo texto, como también imágenes provocativas, desnudos o semi desnudos. Se sabe que 20% de los adolescentes han incurrido en esta práctica, mientras 30% tiene un amigo que ha enviado fotos de desnudos o semidesnudos.
    • Depredadores Online: como el 73% de los adolescentes están en redes sociales, el hábitat natural de los depredadores es ésta. Los depredadores obtienen la información de los perfiles en redes sociales de sus víctimas, ya que muchos adolescentes en su carrera por popularidad, colocan demasiada información y aceptan solicitudes de amistad de desconocidos.
    • Acceso a Contenido para Adultos: Se sabe que 1 de cada 3 jóvenes ve contenido pornográfico de manera intencional y aquellos que ven contenido XXX violento, tiene 6 veces más posibilidades de forzar a otros a un comportamiento sexual.

Los adolescentes en su etapa de crecimiento, desarrollan más rápidamente sus emociones, con lo que no piensan siempre con razonamiento y por ende toman decisiones incorrectas. Al monitorearlos se puede proteger su integridad, y ofrecerles más seguridad.

Muchas veces se pregunta si es ético el monitoreo de los smartphones de nuestros hijos, pero siempre que se establezcan límites y se hable al respecto, se puede hacer entender al joven la ventaja de este monitoreo, además de no ser intrusivo si se forman las reglas adecuadas.

    • Educar a los adolescentes sobre las redes sociales y mostrarles lo que se puede y no se puede hacer. Tratar de marcar límites en la información pública, recordarles que “lo que está en la web, se queda en la web”, e incentivarlos a pensar antes de enviar alguna imagen, de la cual luego se pueden arrepentir.
    • Usar eventos actuales para iniciar la conversación.
    • No lo haga muy personal.
    • Analice, no critique.
    • Recuérdeles que es su trabajo mantenerlos seguros, y explique sus metas y objetivos para que puedan entender su perspectiva.

Para que todo funcione recuerde establecer ciertos límites que todos cumplan y no se olvide de dar el ejemplo.

You may also like

Leave a comment