Contrato sobre el uso del telefonos moviles en adolecentes

TSpost5-59

De la misma manera en que estableció las reglas para que su hijo mantuviera su habitación limpia, que se lleve bien con su hermano, qué hacer cuando se queda solo en casa, etc., también es conveniente establecer las reglas en cuanto al uso del Smartphone. Los niños están acostumbrados a reglas. Están por todas partes. Quizás no les gusten, pero ellos saben que existen consecuencias cuando no se siguen. Ellos nunca te lo van a decir, pero muchos chicos se sienten contentos de tener algunas reglas. Ello les da una sensación de seguridad y cumple con su necesidad de aprobación por parte de los adultos cuando saben que están haciendo lo correcto.

La situación comienza a ser difícil a medida que crecen y buscan la aprobación de sus amigos más que la de sus padres.

¿Por qué un contrato?

Seamos realistas: Los niños tratarán de romper las reglas. Se “olvidan” de ellas; siempre le dan excusas para romperlas.

Los padres pueden utilizar los contratos para muchos propósitos. Cuando las reglas y las expectativas están escritas y firmadas, el hecho de que las olviden u otras excusas tienen menos efecto en las consecuencias ya establecidos cuando se rompen. Otra razón para crear de un contrato es llevar una estadística.

o   75% de los adolescentes que manejan admiten haber enviado mensajes de texto y conducir al mismo tiempo

o   22% de los adolescentes admitió que han enviado fotos inapropiadas y mensajes de texto.

o   En 2010, 2.332 personas fueron detenidas por delitos sexuales por internet contra menores de edad involucrados en sitios de redes sociales.

Si desea proteger a su hijo, es importante asegurarse de que no esté utilizando su teléfono en formas que lo pongan en riesgo.

Cómo crear un contrato

La decisión de dar a los adolescentes un Smartphone ha aumentado a medida que los padres se dan cuenta de que lo pueden utilizar como una forma de proteger a sus hijos. Sin embargo, se preocupan por los riesgos de conectar a su hijo con el mundo exterior. Una solución a esto es la creación de un contrato, pero para que sea eficaz, se tiene que hacer de la forma correcta.

Una de las cosas más importantes que usted debe hacer es asegurarse de crear el contrato a tiempo, es decir, cuando se les dé su primer Smartphone. De esta manera se acepta el contrato como parte del privilegio que se les da de usar un Smartphone. Les debe quedar claro que en realidad, el teléfono no les pertenece a ellos, sino que le pertenece a usted y usted les está dando la oportunidad de usarlo.

TSpost5-60

También incluya a su hijo en el proceso de creación del contrato. Trabajando juntos para llegar a límites le ayudará a su adolescente se da cuenta de que no está solo imponiendo más reglas, pero es para su propia protección.

Ellos también necesitan saber las consecuencias de romper las reglas del contrato. Lo más probable es que no, pero esto va a suceder. No va a ser agradable, pero usted necesitará hacer que se cumplan las consecuencias. Es por eso que es importante no crear consecuencias que no sean realistas o que no se hagan cumplir.

A medida que van creciendo, usted puede ajustar el contrato que les permita más libertades. Al contar con un contrato a una edad temprana, en lugar de imponer normas a un niño, una vez que éste ha empezado a actuar fuera delo permitido, y que ya hayan conocido las libertades del uso no regulado del Smartphone, serán más propensos a seguir las reglas, y menos propensos a resentir su supervisión.

Haga una lista

Al crear el contrato, haga una lista de las cosas que usted consideraría importantes y que se deben incluir en el contrato. Aquí algunas sugerencias:

o   No voy a usar mi teléfono para enviar fotos o mensajes de texto inapropiados.

o   Voy a seguir las reglas escolares referentes al uso de mi teléfono.

o   No voy a mandar mensajes de texto mientras esté tras del volante manejando. Ni siquiera voy a mirar mi teléfono mientras conduzco.

o   Entiendo que mis padres me pueden quitar mi teléfono si rompo las reglas establecidas en el presente contrato.

o   Entiendo que mis padres me quitarán de inmediato mi teléfono si mis calificaciones bajan o si muestro un comportamiento irrespetuoso en la escuela o en mi casa.

o   Mis padres tendrán conocimiento de mis contraseñas.

Para más ideas, se puede descargar el Contrato TeenSafe Smartphone aquí:

*Baje el contrato a su computadora

Libertades Perdidas

La mayoría de los adolescentes lo van a echar a perder. Si la consecuencia es quitarles su teléfono, hágalo, después siéntese con ellos y hablen de ello. Dele a su adolescente la oportunidad de que exprese su punto de vista. No reaccione de manera exagerada y no opte por privarlos del teléfono por periodos irreales. Esta es una experiencia de aprendizaje para ambos. Tómelo como borrón y cuenta nueva y deles la oportunidad de comenzar otra vez. De no hacerlo, no les estaría dando la oportunidad de aprender de sus errores. Trabájenlo juntos.

You may also like

Leave a comment