Cómo ubicar un celular y otros consejos para configurar el primer móvil de tu hijo

Lo has estado pensado por mucho tiempo, hasta que por fin has decidido darle a tu hijos, su primer smartphone. Es un gran paso, lo sabemos, quieres que tus hijos sean felices, pero también quieres que estén a salvo y hagan un uso adecuado de sus dispositivos.

Para que eso realmente ocurra, necesitas que empiecen con buen pie. ¿Cómo? Para ayudarte, hemos creado esta guía de ajustes para el uso del smartphone de tu hijo.

Paso 1: Establecer un contrato

¿De que se trata este contrato? Aquí se establecerán las reglas de uso. Debe cubrir todo, desde cuantas horas al día puede usarse, con quien tienen permitido hablar en línea, y cuáles serían las consecuencias de romper las reglas.

Es un documento esencial para los padres del siglo 21 cuyos hijos son sumamente astutos. Sin éste contrato, los niños pueden alegar que han olvidado las reglas, o que tu las has cambiado en el camino, en cambio con el contrato solo tienes que señalar el papel y la firma de tu hijo para evitar discusiones.

Guía para redactar tu propio contrato aquí.

Paso 2: Conversar sobre seguridad online

No nos sorprende que el internet sea un lugar peligroso para los niños debido a su corriente de contenido inapropiado para ellos y la facilidad de establecer contacto con casi cualquier persona en el mundo.  Cómo padre quieres que tus hijos estén a salvo, alejarlos de los predadores, bullies cibernéticos, y hackers. Pero no es posible mantener una vigilancia sobre sus hombros las 24/7. Lo mejor que puedes hacer es sentarte a charlar con tu hijo y hablarles sobre su seguridad online.

La seguridad online se presenta de muchas maneras. En primer lugar, está el problema de la información personal, ¿Cuánto de la misma comparten y quién puede verla? En el contrato, puedes incluir estos límites, pero de cualquier forma, no permitas que publiquen o envíen fotos de sí mismos online.

¿Sus amigos de Facebook, u otras redes sociales, son los mismos que en la vida real? Asegúrate de discutir la diferencia entre chatear con amigos y con extraños. Restringe su acceso a sitios y aplicaciones que pueden ser peligrosas para niños.

Aquí te dejamos una lista negra de este tipo de aplicaciones.

Paso Tres: Poner las redes sociales en perspectiva

Facebook y Twitter son 2 de las redes más populares entre los jóvenes hoy en día, y no siempre en el buen sentido. Muchos adolescentes experimentan baja autoestima, y sensaciones negativas sobre su cuerpo debido a las redes sociales. Los adolescentes le dan demasiado énfasis a lo que dicen los demás online, lo cual está vinculado a la depresión, ansiedad social e incremento del riesgo de suicidio. Antes de darle a tu hijo su primer smartphone, habla con ellos acerca de los peligros que pueden encontrar en las redes sociales, y asegúrate de que tengan una relación saludable con las mismas.

ts2

Es bueno también que te sientes a hablar con ellos sobre el cyberbullying, estén o no familiarizados con dicho fenómeno, pues necesitan saber de qué se trata, cómo reconocerlo y que deben hacer en caso de que lo experimenten o lo atestigüen. Deja que tu hijo conozca los recursos que están disponibles, y asegúrate de que sepan que tienes un plan en caso de que se conviertan en víctimas. Este fenómeno ya ha sido vinculado directamente con numerosos suicidios de niños y adolescentes. Así que es muy importante mantenerse alerta y disponible para tus hijos.

Paso 4: Instala medidas adicionales de seguridad

Los Smartphones son pequeñas piezas de tecnología compleja, y no siempre es muy fácil configurarlas. Instala algunas medidas adicionales de seguridad para tus hijos. Establece una contraseña para el teléfono, crea una cuenta de google y mantenla sincronizada con sus aplicaciones.

Establece un límite acerca de qué tipo de sitios pueden visitar, y si es necesario instala controles parentales. Muchas aplicaciones, incluyendo TeenSafe, permiten monitorear el smartphone de tu hijo sin obstrucciones, sin que sea necesario quitarles el dispositivo.

Dos cosas importantes que muchos padres olvidan: 1) Inhabilitar las compras en el mercado de aplicaciones y 2) inhabilitar el servicio de localización en dichas aplicaciones. Están son pequeñas, pero cruciales acciones que impiden los gastos innecesarios de dinero y que restringen el uso de datos.

Estos simples pasos te darán paz mental y mantendrán a tus hijos seguros al mismo tiempo que disfrutan de su dispositivo nuevo. Esperamos que ésta guía haga que el smartphone de tu hijo sea el mejor (y el más seguro) regalo que reciba en el año.

You may also like

Leave a comment