Cómo rastrear un celular y saber si tu hijo está “sexting”

¿Sabías que tus hijos adolescentes podrían enfrentar cargos por pornografía infantil, o ser acusados de pervertidos sexuales? La tecnología del siglo 21 ha llevado el popular juego “Te muestro lo mío si me muestras lo tuyo” a un nuevo y escandaloso nivel.

Dos adolescentes de 16 años de Carolina del Norte en EE.UU se enfrentaron a varios cargos por pornografía luego de haberse enviado “selfies” de desnudos el uno al otro. Mientras que otros estudiantes en Indiana EE.UU también fueron acusados por pornografía y explotación infantil, luego de haber compartido fotos de desnudos. En ambos casos, algunos cargos fueron catalogados como delitos menores, y otros fueron descartados. Sin embargo, cada familia tuvo que pasar por largos periodos de estrés y humillación una vez que los casos se hicieron públicos, sin contar todo lo que tuvieron que pagar en comisiones legales para asegurarse de que los derechos de sus hijos fueran respetados y bien representados.

Los padres no podemos tomarnos estas indiscreciones juveniles a la ligera.

La definición exacta de “Sexting” es confusa. La cultura pop no siempre va de la mano con las definiciones legales. En general, podemos decir que el Sexting implica enviar o compartir fotos de uno mismo desnudo.

Los investigadores citan que las actividades de Sexting entre adolescentes pueden variar considerablemente, principalmente dependiendo de la edad: Los adolescentes mayores de 18 años son quienes más se inclinan a enviar fotos sugestivas de sí mismos. La cuestión es que este comportamiento se extiende hacia adolescentes menores, produciendo un resultado más dramático.

Los estudios que se concentraron en adolescentes menores de 17 años reportaron un rango del 2 y 7 % que admitieron enviar dicha clase de fotos. Por otro lado, los adolescentes que asumen su propia renta de datos y saldo telefónico, están más dispuestos a involucrarse en el Sexting. Y Los que son dueños de sus propios teléfonos reportan recibir este tipo de mensajes.

En promedio la mayoría de los niños recibe su primer celular a los 12 años, mientras que el 91% ya tiene acceso a internet a través de un smartphone o dispositivo móvil. Los padres deben guiar y monitorear el uso del teléfono, y ayudarlos a evitar experiencias tales como las de esta madre: “Encontré a mi hija enviado fotos de sí misma desnuda… Inmediatamente destruyó mi confianza.”

Aunque para algunos el Sexting puede no ser dañino, hay que entender que los adolescentes son inmaduros y están explorando su sexualidad, sus bromas y juegos tienen implicaciones reales, no son solo un juego. Todos los padres necesitamos estar pendientes de las actividades de nuestros hijos en el mundo digital, y estar conscientes de que el Sexting puede constituir una seria ofensa.

Algunos lugares intentan actualizar las leyes en consecuencia a este fenómeno creciente. Hasta la fecha, 20 estados en EE.UU criminaliza el Sexting. Mientras que aquellos sin leyes específicas para el fenómeno, catalogan esta actividad como pornografía infantil, otros cinco en cambio resultan en felonías o delitos graves con penalidades múltiples, que pueden incluir hasta 10 días de cárcel.

Recientemente las Autoridades de New Jersey acusaron a un joven de 16 años por distribuir pornografía infantil, luego de que se hicieran públicas sus conversaciones explícitas por teléfono. Los padres deberían saber que aquellos niños reciban dicha clase de mensajes también podrían ser acusados al compartir sus mensajes con otras personas, negarse a borrar los mensajes o negarse a reportar incidentes de este tipo a las autoridades.

Jeff Temple, un profesor y psicólogo de la rama Médica de la Universidad de Texas en Galveston, publicó una encuesta que enlaza el Sexting con actividades sexuales en el mundo real. Temple se dirigió al Washington Post diciendo que el Sexting frecuentemente es un precursor del comportamiento sexual ya que incrementa la comodidad de los niños para pasar al siguiente nivel.

En lugar de entrar en pánico, los padres deberíamos ser proactivos. No renuncies a la conveniencia de los Smartphones para evadir actividades de Sexting. Toma medidas preventivas para proteger a tus hijos de sí mismos y de otros que puedan obligarlos a comportarse de una manera que resulte en un fiasco vergonzoso.

Ajusta las expectativas de forma temprana y frecuente

Hasta una aplicación de castidad que inhabilite la funcionalidad de la cámara fotográfica sea inventada, los padres son los responsables de actuar como freno y ajustar las expectativas de sus hijos en cuanto al Sexting y los dispositivos móviles.

Mobile Media Guard sugiere a los padres que traten a los teléfonos móviles como una responsabilidad similar a la de manejar. La mayoría de los padres están asegurados con pólizas que cubren demandas en caso de accidentes automovilísticos. Algunas demandas en casos de Sexting podrían dirigirse directamente a los padres ya que son los verdaderos dueños del dispositivo donde se está originando la actividad y por ende son los responsables.

sexting2

Utiliza casos de uso público para estimular la discusión

Habla con tus hijos utilizando casos públicos en los medios y las redes sociales, para que puedan entender las consecuencias de enviar y recibir mensajes con contenido sexual.

Los padres que encuentren mensajes o fotografías de este tipo en los dispositivos de sus hijos, pueden utilizarlo como un momento instructivo para reforzar su consciencia sobre el tema. Los límites y el refuerzo de éste tipo pueden contribuir a limitar las relaciones que en las que tu hijo está involucrado.

Monitorea a tu hijo

Los niños necesitan saber que su actividad en el teléfono está siendo monitoreada constantemente. Los registros al azar pueden ser muy efectivos contra el comportamiento inadecuado. Sin embargo, hay muchas aplicaciones que permiten rastrear y monitorear toda la actividad digital de tus hijos y alertarte de actividades sospechosas.

TeenSafe ha probado ser la más efectiva herramienta que un padre puede tener, y un estimulante para conversar con tu hijo sobre seguridad digital. Con el aumento del Sexting en adolescentes, es más importante que nunca enseñarles a tus hijos cómo manejar el contenido online y la privacidad.

You may also like

Leave a comment