Cómo espiar un móvil y verificar que tu hijo está a salvo de depredadores

A principios de año, Immingham y Wolds el Equipo de Policía en el Reino Unido, informaron que un adulto se hacía pasar por el “novio” de un menor de edad, mientras jugaban Minecraft, un videojuego donde los usuarios construyen a partir de bloques un mundo tridimensional. Este es solo uno de los casos en los que se pueden ver los peligros que un niño enfrenta en los videojuegos online.

¿Qué es el Grooming?

El grooming es el proceso que utilizan los depredadores para ganarse la confianza de un menor de edad, construyendo una relación con su víctima, para luego romper fácilmente sus defensas. Luego de que un depredador ha construido las bases de confianza con el niño o la niña, inicia una especie de contacto de índole sexual con éstos, ya sea a base de mensajes de texto, fotos o intentos de conocerse en persona para finalmente abusar de ellos sexualmente.

El Grooming y los Videojuegos

Aunque los niños juegan online para divertirse y descansar de los deberes escolares, los depredadores sexuales tienen otros motivos. Desafortunadamente éstos últimos han descubierto que los videojuegos presentan una plataforma ideal para conectarse con sus víctimas, compartiendo los mismos intereses, luchando en el mismo equipo y emprendiendo las mismas misiones. De hecho, en 2012, Microsoft, Sony, Disney y Electronics Arts le cerraron las cuentas a más de 3500 delincuentes sexuales, en una misión llamada: “Operación Game Over.”

Sin embargo, estas 3500 cuentas son solamente la punta del iceberg. La verdad es que los videojuegos siguen siendo una vía de acceso para contactar menores de edad. Los predadores usualmente iniciarán una conversación de forma inocente e irán desarrollando una relación de la misma forma. Una vez que el contacto ha sido iniciado, el depredador intentará convencer a su víctima de conversar por otro medio, tal como whatsapp, Skype ó Snapchat. Los predadores han ganado gran habilidad en el grooming a través de los videojuegos, que incluso pueden saber cuándo un niño está siendo monitoreado. Si el niño para de responder o habla de manera inusual, los depredadores saben cómo evitar ser atrapados.

Incluso si los padres hacen todo lo que se supone que tienen que hacer, tan solo con dejar que jueguen online, los niños aún pueden convertirse en víctimas de grooming. Debido a esto, es importante que los padres reconozcan cómo los “groomers” se comportan y cuáles son las señales a detectar para proteger a sus hijos de ellos.

TS-4

¿Cuáles son las señales de Grooming?

Los niños son vulnerables y desafortunadamente, los depredadores están al tanto de ello. Los delincuentes sexuales empiezan a desarrollar una confianza enfermiza con los niños al aprovecharse de sus vulnerabilidades. Si el depredador siente que el niño se siente solo o ignorado, entonces el criminal lo hará sentirse especial, le prestará excesiva atención o le ofrecerá un hombro donde llorar. En algunos casos, el depredador aislará al niño de su familia y amigos al hacerle creer que él es la única persona en el mundo que les entiende y que conoce cómo se siente. El groomer manipulará al niño para mantener secreta su relación, de modo que los padres o representantes no descubran su inapropiada relación. Busca las siguientes señales de alerta por si acaso tu hijo pueda estar involucrado en grooming a través de los videojuegos.

  • Si tu hijo o hija quiere pasar cada vez más tiempo jugando online pero no te dice por qué.
  • Si no quieren discutir ni hablar sobre sus actividades online ni los sitios que visita.
  • Si notas que tu hijo o hija utiliza empieza a utilizar un lenguaje inapropiado, que no podría haber escuchado en casa o el colegio.
  • Si cada vez que entras en la habitación, tu hijo cambia la pantalla en su computador, le quita el volumen a su consola de video juego o apaga todo apresuradamente.

¿Cómo puedes proteger a tu hijo?

Es importante saber las señales de grooming, pero aún más importante es seguir los pasos necesarios para prevenir que tu hijo se convierta en una víctima. Antes de que tu hijo entre en el mundo de los videojuegos, protégelo de la siguiente manera:

  • Chequea los controles parentales en la consola de juegos y restringe el acceso a extraños que puedan querer leer el perfil de tus hijos.
  • Cada cierto tiempo, los padres deberían entrar a jugar también. Conoce a las otras personas que juegan con tu hijo, el lenguaje que utilizan y calcula el riesgo de que tu hija pueda verse involucrado en grooming.
  • Habla abiertamente con tus hijos acerca de la privacidad y cómo su información personal jamás debería ser compartida con personas que no conocen.
  • Explica a tus hijos, que incluso si hablan frecuentemente con alguien por medio de un juego, ésta persona sigue siendo un completo extraño, por lo tanto no pueden confiar en ellos ni revelarles información personal.

Si crees que tu hijo está siendo presa de grooming online, habla con él abiertamente, pero firme. Asegúrate de contactar al departamento de policía local inmediatamente si encuentras evidencia de que el depredador ha intentado hacer grooming a tu hijo en un juego o en cualquier otro canal online.

You may also like

Leave a comment