Como decir que usted está utilizando programa para espiar celulares

TSpost7-27

La mayor preocupación que muchos padres tienen sobre el hecho de utilizar un software para supervisar la actividad de sus hijos es la sensación de que están siendo “espías” de ellos y que están violando sus derechos a la privacidad. Nosotros no le criticaremos por sentirse así, ya que esto muestra que usted toma en serio la independencia y el bienestar de su hijo. Usando una aplicación espía móvil significa que usted tiene acceso a las conversaciones de su hijo, pero eso no significa que usted tenga que ocultárselo.

De hecho, nosotros le aconsejaríamos que le dijera a su hijo que usted lo está monitoreando. Como nuestros lectores habituales ya lo saben, los adolescentes que saben sobre lo que está sucediendo están más propensos a apoyar sus esfuerzos y entienden lo que usted está haciendo, especialmente si usted los trata como adultos, al momento en que lo habla.

Aun así, cuando nuestro hijo sabe que lo estamos monitoreando con un software espía móvil no es exactamente la conversación más fácil de tener. A continuación le daremos cinco maneras para que usted utilice cuando hable con su hijo sobre el hecho de monitorear su Smartphone:

1) Déjeles Saber Al Respecto En El Mismo Momento En Que Reciban Su Smartphone

Hoy en día, los adolescentes suelen obtener su primer Smartphone incluso antes de que sean adolescentes. Un niño promedio recibe su primer Smartphone a los 12 años, y en algunos casos desde los 8. Cuando su hijo tiene esta edad, es más fácil establecer reglas sobre lo que pueden y no pueden hacer con su teléfono. Es más fácil que vean el hecho de tener un teléfono como un privilegio, y no como un derecho.

Dicho lo anterior, no se espere a que su hijo tenga su teléfono durante algunas semanas (o peor aún, durante algunos meses) sin que sepan que están siendo monitoreados. Mejor aún, hágales saber desde el principio que usted ha instalado el software de monitoreo de TeenSafe en su dispositivo.

Los adolescentes son muy quisquillosos cuando se trata de cosas que no se les dice o que “se les esconden”, pero si usted es honesto desde un principio, estarán mucho más abiertos a aceptarlo como una condición natural para obtener su teléfono.

2) Haga Un Contrato Para El Uso Del Smartphone

Como una extensión de permitirles tener el teléfono, hacer un contrato sobre el uso del Smartphone junto con su hijo, puede llevarlo muy lejos para establecer límites y lazos de comunicación.

Dentro del contrato se puede escribir todo lo que usted planea monitorear, estableciendo lo anterior en la parte que corresponde a los Derechos y Responsabilidades de su adolescente. Esto reforzaría el acuerdo del que hablamos hace un momento, de tal forma que si ellos están al tanto de que, mientras sigan las reglas de dicho contrato usted no tendrá que “monitorear más de la cuenta” todas sus actividades.

Para obtener más información sobre los contratos para el uso del Smartphone (e incluso descargar un modelo de contrato), eche un vistazo a nuestro post sobre “Cómo Crear Un Contrato Aceptable Para El Uso Del Smartphone Entre Usted Y Su Adolescente.”

3) Explique La Razón Por La Cual Usted Los Está Monitoreando

En su conversación inicial, usted debe ser muy claro en porqué usted le está monitoreando: simplemente por su seguridad.

El monitoreo no debe ser a razón de tener miedo o desconfianza. Cuando se le da su primer Smartphone a un chico quien aún no es adolescente, es obvio que usted no espera que busquen inmediatamente imágenes inapropiadas en Google o que empiecen a tener conversaciones con extraños en aplicaciones como Snapchat; sin embargo al mismo tiempo, al darle a su hijo la posibilidad de conectarse con el mundo, significa que otras personas tendrán acceso a él. Por lo tanto, usted necesita saber con quién está teniendo contacto su hijo, así como saber todo lo que está viendo, de tal forma que usted pueda enseñarles cómo lidiar con todo esto de manera apropiada.

Para los padres de los adolescentes más grandes (sobre todo los que tienen un uso totalmente independiente de su Smartphone) sin supervisión, esto puede que sea más difícil de entender para ellos. Podrían pensar que usted los está sobreprotegiendo y que ellos no “necesitan” de su ayuda para estar a salvo cuando están en línea. Es aquí donde ellos muy probablemente protesten, sin embargo usted puede tomar ventaja de esto y explicarles que el deseo de protegerlos es una parte no negociable en términos de permitirles seguir teniendo su Smartphone.

TSpost7-28

4) En Qué Momento Monitorear A Un Adolescente Problemático…

Algunos padres recurren a la vigilancia, ya que están preocupados por su hijo, o porque su hijo ha hecho algo inapropiado que les obliga a ser monitoreados de cerca. En tal caso, usted debería explicarle que el uso de un software espía en su teléfono es el resultado directo de sus acciones, y que seguirá de esa manera hasta que usted sienta que puede confiar en ellos otra vez.

En tanto más sienta que usted puede confiar en ellos, más relajará usted la cantidad de monitoreo en su Smartphone.

Esto ayudará a enfatizar el aspecto de creación de confianza; si usted se enfoca en las cosas que ellos pueden hacer para no tener la vigilancia, ellos estarán menos propensos de intentar y encontrar una manera de evitar el software.

5) Establecer Límites Claros Para Lo Que Seguirá De Cerca

Para mantener una comunicación honesta y abierta, la confianza tiene que ir en ambos sentidos. Así como usted necesita saber que su hijo está a salvo, su hijo necesita saber que usted sólo está monitoreando lo que es necesario para el bien de su seguridad; y no sólo para curiosear en todo lo que ellos hacen.

Sea claro sobre lo que usted estará monitoreando con TeenSafe, y entonces siga las reglas que usted mismo ha establecido.

Asegúrese de establecerlo de una manera positiva. Dígale a su hijo que mientras que usted va a monitorear su actividad, también confía en ellos lo suficiente como para darles la libertad en ciertas áreas.

Tales palabras son una excelente fuente de refuerzo positivo para su adolescente, ayudándoles a comprender y aceptar que usted está de su lado.

 

You may also like

Leave a comment