Adicciones nuevas, entre ellas los romances digitales

shutterstock_132749810

Ver que Meg Ryan y Tom Hanks actualizaran su relación en línea en la escena final de la película ‘Tienes un Correo’ nos hizo suspirar (o tal vez que se nos llenaran los ojos de emoción). Al momento del lanzamiento de la película, la historia se sentía fresca, e incluso única. Dieciséis años más tarde, las citas en línea se han convertido en algo que ya se ve por todos lados. Cada vez más parejas se reúnen por sitios como Match.com, OkCupid, JDate, Christian Mingle, entre otros.

Para esos adultos que siempre están ocupados, las citas en línea pueden ser una maravillosa manera de conectar con gente que no conocerían de otra manera. Pero ¿qué pasa con las citas en línea en el caso de los adolescentes? ¿Cuáles son los peligros que representa la enmarañada Internet? ¿Son los adolescentes lo suficientemente maduros para manejar el ambiguo panorama digital? Y ¿son nuestros hijos menos propensos a involucrarse en comportamientos riesgosos si sus romances se suscitan en línea?

Continúe leyendo en tanto nosotros analizamos lo bueno, lo preocupante y lo francamente aterrador de los diferentes ángulos en cuanto a los romances digitales a los que están hoy expuestos los adolescentes.

Las Prioridades de los Adolescentes y Las Estadísticas: ¿Amigos y No Romance?

De acuerdo con un estudio reciente realizado sobre la juventud canadiense, los adolescentes están más preocupados por la interacción con amigos y familiares en los medios de comunicación social que con sus novios o novias. “Más del 90% de los estudiantes en los grados que van de la secundaria a la prepa piensan que sus amigos deberían ser quienes puedan leer sus mensajes en los medios sociales a comparación del 59% que piensan que su novio o novia debería ser quien pudiera hacerlo.”

A medida que los adolescentes fueron creciendo, los porcentajes difirieron ligeramente; no obstante, la preferencia sigue siendo la misma. Los adolescentes canadienses dijeron que estaban menos preocupados porque sus amigos supieran sobre su geolocalización en relación con que su familia o pareja romántica supieran sobre la misma información. Por otra parte, los encuestados estaban más inclinados a eliminar sus mensajes en un esfuerzo por evitar que se suscitaran malentendidos familiares comparado con ocultarle información a una novia o novio.

Entonces, ¿qué significa todo esto? Tal vez los adolescentes no están tan persuadidos por la historia de “Romeo y Julieta” como pensaríamos. Los datos sugieren que para los adolescentes, su grupo de amigos son una parte mucho más influyente dentro de su vida cotidiana.

Sin embargo, a pesar de que los adolescentes le dan prioridad a la amistad, se siguen involucrando en conductas sexuales potencialmente perjudiciales. El mismo estudio encontró que el 8% de los estudiantes que cursan de secundaria a prepa han enviado sexts y el 24% de ellos los han recibido. Tres cuartas partes de los estudiantes que sextearon reportaron nunca haber recibido el reenvío de un sext y el 85% de quienes recibieron algún sext no habían enviado uno antes. Lo que indica que los adolescentes canadienses están desarrollando su propio sistema de ética en relación con las citas digitales. (Para una actualización sobre la doble moral del sexting, haga clic aquí.)

Lo Bueno: La Transparencia Ayuda

shutterstock_217448656

Aunque hay muchos riesgos asociados con el hecho de que los adolescentes están teniendo citas y están explorando su sexualidad bajo un formato digital, podemos decir que también hay algunos atributos positivos.

Algunas relaciones negativas o inadecuadas se están llevando a cabo frente a una audiencia (y probablemente frente a usted).

En definitiva, los depredadores y/o pedófilos intentan y buscan adolescentes en línea. Y sí, el fraude de identidad es común entre estos individuos perturbados. Sin embargo, el escenario de los adultos que se hacen pasar por adolescentes no es tan frecuente como podría suponerse. De acuerdo con el sitio de seguridad en línea, en un estudio se encontró que “los delincuentes en Internet se hicieron pasar por adolescentes sólo en 5% de los delitos estudiados por los investigadores.”

¿Cuál es la clave para mantener a los adolescentes a salvo? Estar al tanto. Una investigación llevada a cabo por la Cox Communications Inc. encontró que el 25% de los adolescentes dijeron que sus padres saben “poco o nada” sobre su actividad en línea (esto resulta por debajo de un 33% de lo que ya se había reportado) Un estudio similar encontró que “el 75% de los adolescentes dijo que no le dirían a sus padres si la comunicación en línea les hace sentir incómodos.”

Si usted tiene una manera de comprobar la presencia de su hijo mientras está en línea, puede intervenir antes de que sea demasiado tarde. Facebook, Twitter y otras redes sociales representa una posibilidad para que los depredadores dejen rastros digitales a partir de sus enlaces. En el pasado, estas relaciones se iniciaban por lo general en un entorno real. Ahora los padres tienen la posibilidad de poner fin, antes de que sea demasiado tarde, a comunicaciones de riego.

MALOS COMPORTAMIENTOS

Lo malo: Trampas de la interacción en Línea

shutterstock_227265484

Tener acceso a tanta información puede ser no tan bueno para los adolescentes. 46% de los adolescentes dijo que el internet influye en sus expectativas en cuanto a su relación con los demás, haciendo que los jóvenes estén más dispuestos a participar en actividades sexuales que están fuera de su zona de confort. Y algunos expertos sugieren que la capacidad de tener acceso a pornografía explicita está desensibilizando a los jóvenes, dándoles puntos de vista equívocos sobre lo que sería una sexualidad saludable.

Es importante que los padres limiten el tiempo que su hijo navega en la Internet. Los jóvenes necesitan experiencias del mundo real para equilibrarla con su vida en Internet y así, darles una mayor perspectiva sobre lo que constituye las relaciones con comportamientos “normales”.

La presión sexual no es el único inconveniente que representa el romance en línea. Las malas decisiones que se puedan tomar en la adolescencia pueden perseguir a los jóvenes hasta el mercado laboral y hacer con ello que conseguir un empleo en el futuro sea más difícil. Recuérdele a su hijo que el comportamiento impulsivo puede tener consecuencias duraderas. Se puede sentir diversión y rebeldía en el momento, pero no vale la pena dañar su futuro.

SE BUSCA

shutterstock_193650044

Lo Feo: Historias de Terror Sacadas de los Encabezados de los Periódicos

El mundo quedó desconcertado cuando Manti Te’o, un jugador de fútbol de la Universidad de Notre Dame fue “catfished” (engañado en alguna red social por alguien que dice ser alguien diferente de quien es).  por una supuesta novia en Internet que nunca existió. Una búsqueda superficial en google revelaría innumerables historias impactantes, como ésta en la que un padre frustró a un hombre de 33 años que voló a través del país para dormir con su hija discapacitada de catorce años de edad. No hay duda, es un mundo que da miedo el que está allá afuera. Programas como “How to Catch a Predator” (Cómo atrapar a un Depredador) arrojan a la luz el problema del fenómeno depredador. ¿Cómo evitar que su hijo se convierta en partede una estadística escalofriante? Darle seguimiento a las actividades que su hijo tiene en Internet puede ayudar.

¿El veredicto? Su presencia hace la diferencia

No hay una respuesta correcta o incorrecta cuando de adolescentes y romance digital se trata. Cada caso -como cada niño- es diferente. Sin embargo, estar consiente, tener una comunicación abierta y mantener una participación sana en la vida social de su hijo le ayudará a asegurar a que su hijo viva una historia similar a la de una comedia romántica en lugar de una historia de terror.

¿Tiene usted alguna anécdota como padre que nos quisiera compartir? Escríbanos algo en la sección de comentarios que aparece más abajo. Para obtener más consejos sobre cómo ayudar a los adolescentes ¡navegue en nuestra página y eche un vistazo al resto de nuestro blog!

¡Qué tenga usted una feliz paternidad!

You may also like

Leave a comment