Adicciones a la tecnología y la importancia de los buenos modales

TSpost6-19

Como padres, pasamos mucho tiempo enseñando buenos modales a nuestros hijos: el hecho de compartir, de ser respetuoso, de decir “por favor” y “gracias”. Queremos que aprendan cómo actuar adecuadamente en cada situación, así que también ¿por qué no hacerlo de igual manera en la forma en la que se comportan en línea?

Nos guste o no, los medios de comunicación social no son sólo una fase: es el siguiente paso en la manera en cómo los adolescentes se comunican y el vínculo con sus compañeros. Pero también no es sólo para los adolescentes. Cada vez más y más adultos se están uniendo a las redes sociales y también, a medida que los adolescentes crecen, es menos probable que abandonen sus plataformas favoritas, así de rápido.

La manera en la que nuestros hijos actúan ahora en las redes sociales afecta la manera en la que se comportarán en el mundo digital en su etapa tanto preadolescente como adolescente, y probablemente más adelante; lo que hace ser a “los modales en los medios sociales” algo más importante que nunca.

Por supuesto, puede ser difícil para los padres saber qué es exactamente lo que enseñan a sus hijos. Los avances en la tecnología han llegado tan rápido que antes que la mayoría de nosotros lo supiera, ¡nuestros hijos ya sabían más que nosotros cuando algo ha llegado a la red! Es muy común que nos toque aprender mucho de ellos.

Pero cuando se trata de modales en los medios sociales, sigue cayendo en nosotros la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos que sepan lo que es apropiado y lo que no.

Los Modales En Línea Y Fuera De Línea: ¿Cuál Es La Diferencia?

Ya sea en línea o fuera de línea, muchos de los modales sociales se aplican de la misma forma, tales como los que le enseñé a mi hijo cuando era muy pequeño:

Sé Cortés.

Trata a los demás como quieres que te traten.

Si no puedes decir nada bueno, no digas nada en absoluto.

Sin embargo, a pesar de que estas reglas se aplican en ambos escenarios, los expertos dicen que hay diferencias de las que nos tenemos que asegurar que nuestros niños conozcan.

Cuando usted está hablando con alguien en persona, se obtiene más que palabras: gestos silenciosos y señales del lenguaje corporal tales como la expresión facial, movimientos de la mano, cambios en el tono de la voz, etc., mismos que nos permiten saber lo que nuestro interlocutor quiere decir, y que él entienda también lo que usted a su vez está diciendo.

Sin embargo, cuando usted está charlando con alguien en línea, usted no puede verlo(s) y el (ellos) no pueden verle a usted.

Sin esas señales visuales, la situación podría ser muy fácil de ser mal entendida ya bien en el tono o lo que una persona quiera decir, per-ce. En los últimos años ha habido muchos “inventos” para ayudar a la gente a comunicarse mejor, acrónimos y emoticones/emojis que son formas sutiles de expresar una intención. Pero todavía queda un gran margen para caer en una mala comunicación.

Tenemos que asegurarnos de que nuestros hijos entiendan que sus palabras pueden ser mal entendidas y que consideren todas las maneras en que la gente podría tomar sus comentarios. Ellos necesitan que se les enseñe a pensar antes de publicar o enviar algún mensaje.

Pero si lo que comparten pudiera ser mal entendido de alguna manera como algo hiriente o inapropiado, entonces no deberían compartirlo de ningún modo.

TSpost6-20

Trata A Los Otros Como Quieres Que Te Traten

También conocida como la “Regla de Oro”, esta es la que se enseña cuando se está fuera de línea, pero sin duda debería definitivamente extenderse también al comportamiento que se tiene en los medios sociales. Haga que su hijo reflexione en lo que publica sobre otras personas: ¿es algo que les gustaría compartir con ellos? ¿Quisieran que otras personas difundieran este contenido sobre ellos?

También, si ven que alguien está siendo víctima de ciber bullying, pregúntele qué piensa, en cómo se siente y cómo podría ayudar. ¿Qué harían si la situación hubiera sucedido en la vida real? Lo más probable de su respuesta se podría aplicar tanto en línea como fuera de ella. Imagine lo mucho que podría mejorar la experiencia en línea para los chicos si todos siguieran este simple principio.

No Hables Con Extraños

Esto podría no sonar a un buen modal como tal, pero necesitamos enseñarles a nuestros hijos cómo estar a salvo cuando están en línea. Los chicos podrían no saber cómo hablarle a un extraño, pero podrían de igual manera sentir que es algo que está bien, si le hablan a alguien en línea -puesto que no están en el “mundo real”.

El anonimato es una característica común de los medios de comunicación social, pero la verdad es que los depredadores dedicados pueden saber más sobre una persona, incluso con la más pequeña muestra de información. Ellos saben cómo fingir su propia identidad para hacerse amigos y manipular al chico.

Nuestros adolescentes necesitan saber que ESTA BIEN negar una solicitudes de amistad de alguien a quien no conocen, de hecho no es un acto grosero, y más bien es algo seguro.

Piedra Que Se Arroja Ya No Regresa

Esta es una de las reglas más importantes de los modales en los medios sociales, ya que puede tener los efectos más duraderos. Siempre existe la posibilidad de que estando fuera de línea, si se dice una broma inapropiada, se escribe una nota ofensiva, etc., la gente podría no oír o ver, y si lo hicieran, podrían olvidarlo, especialmente una vez que el tiempo haya pasado.

Cuando la cosa es en línea, esto funciona totalmente diferente. Una vez que un mensaje o imagen se publica o se envía, deja una impresión digital que nunca será completamente destruida. Lo que digas puede ser sacado de contexto por alguien a quien tú no conoces y lo puede usar en contra tuya. Esas palabras que dijiste hace un año, o cinco años atrás podrían regresar y fastidiarte en un futuro. Estas imágenes que enviaste en privado pueden ser filtradas a la opinión pública y causarte serios problemas. Y una vez que están ahí, no hay nada que puedas hacer para detenerlas, así que mejor no lo pongas ahí, en primer lugar.

No sólo para niños

Una de las mejores maneras de enseñarles modales en los medios sociales es practicarlos uno mismo. Como lo mencionamos anteriormente, los medios de comunicación social no son sólo para adolescentes, si no son para todos. Nuestros hijos toman las más importantes lecciones en su vida, no por lo que se les dice si no por lo que ellos ven que hacemos nosotros. Los modales que adopten como propios dentro de los medios sociales serán aquellos que aprendan por medio del ejemplo. Juguemos los modelos de rol que ellos necesitan.

You may also like

Leave a comment